El Papa viajará a Lesbos llevando su mensaje y mostrando cercanía a refugiados

La sólida intención del pontífice argentino de poner de nuevo la atención en el drama de los refugiados ha obligado al Vaticano a organizar en poco tiempo un viaje y a anunciarlo sólo pocos días antes de que se produzca.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Ciudad del Vaticano, EFE) .- El papa Francisco volverá a mostrar su cercanía a los inmigrantes que huyen de la miseria y la guerra con una visita el 16 de abril a la isla griega de Lesbos, meta de miles de sirios tras un dramático viaje atravesando el Egeo.

Un mensaje que, con las ultimas deportaciones a Turquía, cobrará mucha más fuerza y una circunstancia que, según algunos medios, ha servido para acelerar la organización de este viaje.

La sólida intención del pontífice argentino de poner de nuevo la atención en el drama de los refugiados ha obligado al Vaticano a organizar en poco tiempo un viaje y a anunciarlo sólo pocos días antes de que se produzca.

Por ello, a diferencia de otros viajes organizados hasta el mínimo detalle, aún no existe un programa de los encuentros o de los actos que se celebrarán.

La única certeza, según explicó hoy el Vaticano, es que en esta visita Francisco estará acompañado del patriarca ecuménico de Constantinopla, Bartolomé, y del arzobispo de Atenas y toda Grecia, Jeronimo, lo que dará a este viaje un carácter también ecuménico.

El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, explicó que el encuentro con los refugiados se podrá celebrar en el centro instalado en el puerto de la isla griega, pero aún no ha sido organizado.

Francisco, que en todas las ocasiones que puede lanza llamamientos para que se dé acogida a los inmigrantes, quiere con este viaje dar una mayor visibilidad a este drama, como hizo al inicio de su pontificado cuando eligió como primer viaje ir a la isla italiana de Lampedusa (sur), en medio de la ruta migratoria entre Libia e Italia y escenario de numerosos naufragios.

El mensaje que llevará Francisco a Lesbos será el que pronunció el Domingo de Pascua antes de impartir la bendición “Urbi et Orbi” desde el balcón central de la basílica de San Pedro, su lamento ante que muchos inmigrantes y refugiados encuentren “muy a menudo en su camino la muerte o, en todo caso, el rechazo de quien podrían ofrecerlos hospitalidad y ayuda”

Son una muchedumbre cada vez más grande de inmigrantes y refugiados -incluyendo muchos niños- que huyen de la guerra, el hambre, la pobreza y la injusticia social

En Italia a Lesbos se le conoce como la “Lampedusa del Egeo”, otra isla puerta de Europa y meta para miles de personas que sueñan con una vida mejor, pero también el cementerio de todos aquellos que ven truncada su vida en los numerosos naufragios que se producen.

Los últimos números en Lesbos hablan de 3.150 refugiados en el centro de detención de Moria, de estos más de 1.000 niños, muchos de ellos solos, y cuyas condiciones han sido denunciadas por organizaciones humanitarias.

Sólo en lo que va de año, 366 personas han fallecido en su intento de cruzar el Egeo, según datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIG).

Será difícil que Francisco pueda ver con sus propios ojos las condiciones de los sirios retenidos en Moria, como ocurrió en Lampedusa, donde pudo saludar a un grupo de inmigrantes africanos en las inmediaciones del puerto y arrojar una corona de flores desde un barco en recuerdo de los inmigrantes fallecidos en los naufragios.

El portavoz vaticano explicó hoy que Francisco “está siempre atento a todas las grandes emergencias del mundo, y sobre todo cuando hay gente que sufre y que necesita nuestra solidaridad y ayuda”.

“Al igual que fue a Lampedusa, pocos meses después de su pontificado, para manifestar su cercanía a la frontera del Mediterráneo, entre África e Italia, así ahora lo hará cuando la fuerte emergencia se encuentra en el Egeo”, agregó.

Lombardi señaló que la visita no tiene ningún carácter político, pues sus gestos son “humanos, morales y religiosos”, sí que habrá una invitación a los políticos a buscar soluciones más humanas, respetuosas y solidarias ante las personas que sufren”.