El perfil de “Julito”, presunto autor intelectual de la muerte de Serra

Acusado por la muerte de su esposa en octubre de 2010, sobre Vélez González pesaba orden de captura con código rojo de Interpol. Venezuela le acusa además de planear el asesinato de Robert Serra y de "lavar" dinero para desestabilizar el bolívar

Publicada por: el RonGonzalezc@gmail.com @RonCcs

(Caracas, Venezuela) – Se llama Julio Vélez González, pero es conocido en el Norte de Santander con el mote de “Julito”. Fue electo como concejal en 2010 por el Partido de la U, una organización que surgió para apoyar la candidatura de Álvaro Uribe, de quien se dice es mano derecha en Cúcuta.

El nombre de Julio Vélez González fue pronunciado de forma pública por primera vez en Venezuela por el presidente Nicolás Maduro la noche del martes. Horas después, el Primer Mandatario anunciaba en un contacto telefónico con el canal del Estado que Veléz ya había sido detenido.

A alias “Julito” Venezuela le acusa de ser el autor intelectual de la muerte del diputado chavista Robert Serra, un suceso que conmocionó a la nación y por el cual ya hay varios detenidos, entre ellos el también colombiano Leiver Padilla, conocido con el apodo de “El Colombia”, y quien sería el presunto autor material del asesinato.

“Julito” cayó en desgracia antes de ser detenido o tener un presunto interés por desestabilizar Venezuela. Se le acusa de haber asesinado a su esposa, María Clara Avendaño (21), por lo cual era buscado de octubre de 2010 con código rojo de Interpol. Se defendió de las acusaciones indicando que su mujer se había suicidado, pero la trayectoria balística indicó que eso era imposible.

Además, Vélez González tendría también responsabilidad de la llamada “guerra económica” que ha esfumado los productos de los anaqueles y pulverizado el valor del bolívar. Maduro lo acusó ayer de utilizar su empresa, una casa de cambio de divisas conocida como “Meca Cambio” -una “lavandería”, según el Presidente venezolano- para “lavar dinero” y desestabilizar la moneda venezolana.

“No lo digo yo, lo dicen las investigaciones”, remachó Maduro.