“El Picure”, las megabandas y… el terror de la sociedad

Aseguran que El Picure puso su vista en Caracas, pero su poder en la capital sería menor ante el de Carlos Luis Revete, “El Coqui”.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: Jenny Oropeza / Twitter @jennyoro1

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Las llamadas “megabandas”, integradas por peligrosos y sanguinarios delincuentes, causan terror en la sociedad venezolana.

Su control en diversos sectores del territorio nacional en los últimos años ha sido tal, que el gobierno venezolano se ha visto obligado a emprender un nuevo plan de seguridad, denominado Operación Liberación del Pueblo (OLP), para tomar esas zonas, como la Cota 905, en Caracas, una de las guaridas de esas bandas.

Lea también: Mega operativo policial tomó la Cota 905

Vale acotar que este operativo ha sido criticado por ONG’s defensoras de los Derechos Humanos y por la oposición venezolana, quien pide que este tipo de operativos no se vuelva una bandera para la campaña electoral, ya que es un tema de Estado.

Según el Observatorio de Delito Organizado en Caracas, actualmente operan al menos 12 de estas “megabandas” en Venezuela, las cuales están involucradas en una amplia gama de acciones delictivas como la extorsión, secuestro, robo de vehículos, narcotráfico y por supuesto homicidio.

Luis Cedeño, director ejecutivo del observatorio, aseguró que un informe de las autoridades policiales ubicaba en 94 el número de bandas medianas y grandes en Venezuela.

Lea también: Así funciona la sanguinaria banda de “el Picure”

“Estas bandas, como la de ‘El Picure’ y la de ‘El Juvenal’, han tomado mucha fuerza en número de integrantes, en materia de logística y en capacidad de fuego”, comentó.

Tienen acceso a armas de guerra, Ak-47s, AR15s, granadas fragmentarias – y eso les genera, dentro del mundo criminal, cierta prevalencia, y notoriedad– y tiene una cobertura geográfica importante, porque coordinan con pequeñas bandas locales, a las que le ofrecen logística y protección”, agregó.

Este catálogo armamentístico no ha servido solo para sus fechorías, sino también para enfrentar y azotar a los cuerpos policiales.

“EL PICURE”

Lea también: Cuerpos de seguridad volverán a tomar la Cota 905 y Betania IV

Ya es, por decirlo de alguna manera, mucho de lo que se conocer de José Tovar Colina, alías El Picure, un delincuente que se ha tornado lamentablemente “famoso” por sus acciones criminales y el control que mantiene sobre determinadas zonas de los estados Aragua y Guárico.

La organización comenzó en el 2008 como una pequeña banda que robaba vehículos a los hacendados para luego exigir recate. Esta medida se expandió contra los dueños de fincas, comercios y constructoras para evitar robos y secuestros, algo mejor llamado como “vacunas”.

Esta organización creció rápidamente cuando incursionó en el narcotráfico.

Aseguran que “El Picure” puso su vista en Caracas, pero su poder en la capital sería menor ante el de Carlos Luis Revete, “El Coqui”, agrupación que maneja las acciones delictivas en el sur de la capital.

Ahora por cierto es buscado por más 200 efectivos de la policía que tomaron posesión de su zona central de operaciones, en La Cota 905.

Otras megabandas conocidas son: “El tren del Norte”, “Los Capracio”, “El Wilfredo”, “El Peñón”, “El Nelsito”, “La Peca”, “El Totó, “El Tren de Aragua” y “Los Orejones”, refiere El Nuevo Herald.

IMITARON A LOS PRANES

Las bandas, copiando siempre lo malo, tomaron como modelo la organización de pandillas que controlan los centros penitenciarios, donde sus líderes se hacen llamar “pranes”, algunos de ellos son también cabecillas de estas megabandas.

“Muchas de estas bandas tienen su origen en las cárceles, gente que se conoció allí y que luego al salir se unieron y replicaron el esquema de ordenamiento que les permitía gobernar los centros penitenciarios”, dijo el abogado y criminalista, Luis Izquiel.

Categoría: Venezuela | Claves: sucesos