“El referendo no tiene que ser objeto de diálogo”

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – A juicio del primer vicepresidente de la AN y presidente de UNT, Enrique Márquez, “el referendo no tiene que ser objeto de diálogo”.

Al mismo tiempo destacó que el revocatorio es un derecho constitucional por lo que aseguró que un condicionamiento puede bloquear indefinidamente un proceso de diálogo.

A continuación la entrevista completa que le hizo Priselen Martínez Haullier en Panorama a Márquez.

– ¿Por qué el diálogo es necesario en este momento en el país?
– Más que necesario, es indispensable. La posibilidad de encontrar una una solución a las necesidades del pueblo amerita un mínimo de entendimiento político entre el Gobierno nacional y quienes estamos pujando por un cambio político. El Gobierno ha insistido en separarnos entre patriotas y antipatriotas, y esa división lo que ha servido es para el atraso del país. Pensar que los políticos podamos colocarnos a la altura de la situación, a pesar de las profundas diferencias, de encontrar un camino común para facilitar la transición política no significa claudicar, sino un entendimiento a favor de la gente.

– ¿Debe o puede estar el diálogo sujeto a algunos condicionamientos?
– Un condicionamiento puede bloquear indefinidamente un proceso de diálogo. En el caso venezolano, hay muchos condicionamientos de parte y parte que surgen de las expectativas de cada una. En este caso, más que condicionamientos hay que enmarcar el diálogo, por eso Un Nuevo Tiempo insiste en que el diálogo tiene que estar enmarcado en la Constitución porque será productivo para el futuro de nuestro país (…).

– El tema del referendo revocatorio ¿Cómo debería ser puesto sobre la mesa de diálogo?
– Abogamos porque el Gobierno no vea al referéndum como una amenaza, sino como una oportunidad de darle al país una transición pacífica. El revocatorio es un derecho constitucional que, en este caso, la MUD respalda con un pueblo que busca una transición en paz. Esas dos millones de firmas que se recogieron y que en corto plazo se convertirán en cuatro millones más, muestran que es una iniciativa que tiene mucho respaldo popular. Es muy difícil pensar en que la MUD pueda negociarlo porque sería como negociar a un derecho. El referendo no tiene que ser objeto de diálogo (…).

-¿Cómo lograr que el diálogo transcienda de los micrófonos a los resultados?
– Hay que asumirlo con mucha valentía. Siempre en estos procesos hay sectores muy radicales de ambos lados que intentan separar ‘entre halcones y palomas’ a aquellos valientes y tontos que vamos al diálogo. Se trata de encontrar conciencias donde solo se perciben divergencias para salvar a un país de la violencia y que por la incertidumbre se vaya por un abismo (…).

-¡La mediación es necesaria o podrían establecer contactos sin intermediarios?
– Debemos mirar con buenos ojos la intermediación que se ha planteado en el país asociada a la Unasur, la OEA, la Unión Europea, el G7 un grupo que muy bien pudiera ser ampliado, pero que como iniciativa debemos analizarlo. No estoy convalidando la política de la Unasur porque tiene que ser una organización que vaya mucho más allá de lo que ha hecho hasta ahora. Reconocemos que necesitamos una mediación para una transición en paz.




Categoría: Venezuela | Claves: Diálogo Enrique Márquez