El “régimen malandro” usó sus artimañas para anular firmas

El CNE "estableció criterios de revisión de las firmas absolutamente absurdos”.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium). – Las autoridades del Consejo Nacional Electoral (CNE) podrían definir este miércoles el proceso de validación de firmas que activarán el referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro.

Al respecto, el secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática, Jesús Torrealba, aseguró que el ente “montó un procedimiento chimbo y estableció criterios de revisión de las firmas absolutamente absurdos” que retrasaron el proceso.

Torrealba aseguró que las autoridades electorales usaron un proceso de verificación “irregular” para “rebanar” unas 600.000 rúbricas y advirtió que ahora “van a instaurar uno paralelo de exclusión de firmas” en la fase de ratificación.

El “periodo de exclusión del CNE es un invento de Jorge Rodríguez, que las rectoras aceptaron. Los hampones del Psuv lo que quieren con ese periodo de exclusión, es una nueva operación para amedrentar y perseguir”, denunció.

Y sumó: “Como estamos trabajando con un régimen malandro, sabíamos que iban a usar cualquier tipo de artimaña para intentar anularlas (las firmas)”.

Según reseña EFE, el vocero de la MUD basa su denuncia en la supuesta operación que estaría montando el Consejo Nacional Electoral (CNE) atendiendo a sugerencias del partido de Gobierno, para que las personas que firmaron para activar el referendo y ahora quieren ser “excluidas” de esa data puedan hacerlo.

Recordó que con el mecanismo de validación de las firmas que, según la MUD, debería iniciarse la próxima semana para activar el revocatorio, no haría falta un proceso de “exclusión” de quienes se han arrepentido de apoyar el referendo pues con no acudir a esa validación ya estarían negando ese respaldo.

Torrealba dijo hoy que entre los días 15 y 22 de junio próximos debería realizarse ese proceso de validación de firmas tras reiterar que el Poder Electoral determinó la validez de más de 1,3 millones de firmas de las 1,8 millones presentadas por la oposición como requisito previo para solicitar el revocatorio.