El responsable de la muerte de la peregrina confesó

La policía lo tenía en su lista de sospechosos, pero no lo tomaron en serio porque no era agresivo y no encajaba en el perfil de un asesino.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

El sospechoso de asesinar a la peregrina en el momento de su detención en Grandas de Salime (Asturias). Crédito: cortesía El Mundo

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Miguel Ángel M.B., de 39 años, se derrumbó finalmente el pasado viernes cuando la policía lo volvió a confrontar por la desaparición de Denise, la estadounidense peregrina de 41 años. “He sido yo. La maté. No lo quería hacer…, pero le di un golpe… y luego otro. No quería matarla. Yo los llevo dónde está”, recopiló El Mundo.

Luego de escuchar su confesión, funcionarios de la policía se trasladaron en helicóptero a la finca que él les indicó, ubicada en Castrillo de los Polvazares (León); lugar donde encontraron un cuerpo totalmente descompuesto, que según el director general de la policía, Ignacio Cosidó, se trata de los restos de Denise.

“Todo apunta a que el cuerpo es de la mujer”, coincidió el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, a pesar de que aún no se han realizado las pruebas de ADN.

Los investigadores encargados del caso habían entrevistado a unas 200 personas de 20 nacionalidades diferentes, para luego rebajar la lista a 30 sospechosos que se dedicaban a robar y hostigar a las peregrinas.

Miguel Ángel M.B. formaba parte de esa lista, pero no la encabezaba porque su personalidad dócil no encajaba con el perfil de un posible asesino. Sin embargo, las pistas apuntaban cada vez más hacia él. Por ejemplo: a los pocos días de la desaparición de Denise, el sospechoso intentó cambiar más de 1.000 dólares en efectivo en una entidad bancaria, la cual avisó a las autoridades y retrató su rostro en cámara.

Ante la presión policial, Miguel Ángel intentó pasar a la clandestinidad, había tomado la previsión de desechar su teléfono celular y logró despistar a la policía en varias oportunidades, pero cometió el error de sacar dinero de un cajero automático y la policía, que tenía sus cuentas intervenidas, acudieron inmediatamente y lo arrestaron.

“Es un hombre que realizaba hurtos al descuido, no atracaba, sino que robaba los morrales de los peregrinos y, también, trataba de conquistar a muchas de las mujeres que recorrían el paisaje solas. Las acompañaba un tramo caminando, les hacía de guía y las invitaba a alojarse en su casa, donde prometía que iban a descansar mejor”, relataron los investigadores.

Vecinos del sector también aportaron a los medios que el hombre era “huraño”, recorría las sendas en bicicletas y usaba casi siempre un pasamontañas. Además, denunciaron que robaba manzanas, espichaba cauchos de vehículos y había sido responsable de la muerte de varios animales.

Categoría: Mundo | Claves: España