El retrato de la rabia por la inseguridad en Palo Verde

No solo los transeúntes se ven afectados por la sensación de que en cualquier momento pueden ser víctimas del hampa, el comercio también ha corrido sus riesgos.

El retrato de la rabia por la inseguridad en Palo VerdeLos vecinos de Palo Verde ya no toleran la inseguridad en la zona. Crédito: Alex Urbina / Sumarium
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Carcas, Venezuela. Redacción Sumarium) Temor, angustia, incertidumbre y mucho miedo es lo que sienten los residentes de Palo Verde, municipio Sucre, estado Miranda, donde al igual que otras partes de Venezuela se ha desatado una ola de inseguridad; los robos a manos armadas, los secuestro y asesinatos, se viven día a día.

Uno de los hechos recientes y lamentables fue el asesinato del comerciante Giuseppe Félix Di Julio, de 46 años de edad, en manos de la delincuencia.

Si desde hace tiempo los habitantes de la zona estaban alarmados por la ola de delincuencia que se ha desatado en los últimos meses, con este reciente hecho las alarmas están más latentes en las familias de la zona, lo que dio inicio a una protesta en la avenida principal Palo Verde que duró hasta horas de la tarde de este viernes, una vez que se acercó el alcalde Carlos Ocariz, ante la petición de los manifestantes.

Ocariz a través de su cuenta Twitter mencionó: “Siempre le damos la cara a nuestros vecinos. Llegamos a acuerdos para trabajar en conjunto“.

“YA NADIE QUIERE SER POLICÍA”

Un Polisucre que se encontraba desviando los vehículos dos cuadras antes de llegar a la protesta, sin revelar su identidad nos contó que el control de la delincuencia se escapa de sus manos, pues son pocos los funcionarios que hay para cubrir todo el municipio. “Nadie quiere ser policía”; y la verdad es que tiene razón, en los últimos meses los policías de diferentes cuerpos han sido víctimas de la delincuencia y han perdido la vida en manos del hampa. ¿Qué esperanza queda para los venezolanos?

EL MIEDO INVADE A LOS VENEZOLANOS

Hasta salir a hacer el mercado es un riesgo, según los vecinos, las bolsas con alimentos también son hurtados. Crédito: Alex Urbina / Sumarium

Desesperados por la inseguridad, a los vecinos de Palo Verde no le queda otra opción que encomendarse a Dios, con el corazón por los suelos y la angustia que embarga una residente que vive a pocos metros de la estación Palo Verde, quien no quiso revelar su nombre nos contó que la zona “es una guillotina, los atracos son más recurrentes a primera hora del día”.

No solo los transeúntes se ven afectados por la sensación de que en cualquier momento pueden ser víctimas del hampa, el comercio también ha corrido sus riesgos y los encargados han tenido que tomar medidas de precaución. Luis Eduardo, vendedor de una ferretería, aseguró que ante esta situación de desprotección, “todos los comercios que están alrededor de la estación del Metro Palo Verde cierran temprano y abren un poco más tarde. A las 6:00 pm nosotros bajamos las santamarías, años atrás atendíamos a los clientes hasta las 9:00 pm”.

Piden “seguridad de verdad”, que la presencia policial sea todo el tiempo.

Gladi Carvajal

“Es horrible, no hay seguridad, roban a cualquier hora del día, yo he visto cómo hasta los estudiantes son víctimas de la delincuencia. Mi nieto estudia en el liceo, usa camisa azul y en la vía principal de Palo Verde le robaron el reloj, también le iban a quitar su morral. Esto ya no tiene nombre”.

sumarium

José Ortiz

“La inseguridad nos tiene locos, desesperados, las ventas en el puesto de perrocalientes y hamburguesas ‘Los Primos’, donde trabajo, han bajado por que ya nadie quiere caminar por miedo a ser atracado. Es una situación lamentable y el alcalde Ocariz no hace nada ante este grave problema”.

Luz Marina de Lima

“Estamos desprotegidos en esta zona, necesitamos que nos pongan buena vigilancia porque después de las seis de la tarde no tenemos quien nos defienda, la culpa no es solo del alcalde, el Gobierno también tiene que abocarse”.

sumarium
El comercio tampoco escapa de la inseguridad en Palo Verde

Los comercios no escapan de la inseguridad en los alrededores de la estación del Metro Palo Verde. Crédito: Alex Urbina/ Sumarium