Miguel Salazar: RR “no es fácil” para Psuv y MUD

"La oposición insiste en desalojar al chavismo del poder".

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) -El director del semanario “Las verdades de Miguel”, Miguel Salazar, en su columna se refirió al revocatorio como dispositivo oportuno para diseñar un repliegue táctico.

A juicio de Salazar, el RR no es una consulta fácil para ninguno. Expresar que la oposición cuenta con 80% de aceptación es un riesgo, mientras que, es optimista estimar que Maduro puede salir indemne; no obstante, para la MUD sobrepasar 7 ½ de millones de votos no es una tarea sencilla, porque a la par que se fortalece el descontento en contra de Maduro, igual, la MUD no tiene poder de convocatoria para catalizarlo.

A continuación el artículo completo de Miguel Salazar.

El repliegue táctico. Para entenderlo es imprescindible visión y conocimiento político a fin de trazar una estrategia cónsona con una perspectiva de victoria. Ello pasa por admitir los errores cometidos y la voluntad de enmendar la plana, sólo así una propuesta derrotada podrá ingeniárselas si se pretende sobrevivir más allá del año 2018. Deben aceptar que su vocería política no puede ser asumida como una premisa cuartelera; vale decir, no todo es atacar y descalificar.

Al adversario hay que llevarlo a la mesa de discusión para rebatirle sus argumentos, en caso contrario, si conspira hay que enjuiciarlo; esa es la encrucijada. Ahora bien, voy a referirme al revocatorio como dispositivo oportuno para diseñar un repliegue táctico.

El proceso bolivariano se ha desgastado y no se ha logrado el objetivo de una mayor suma de felicidad posible. La oposición insiste en desalojar al chavismo del poder; sin embargo, a decir verdad, con sus políticas erráticas ha sido el Gobierno quien ha dejado la mesa servida para su propio desplome.

El RR no es una consulta fácil para ninguno. Expresar que la oposición cuenta con 80% de aceptación es un riesgo, mientras que, es optimista estimar que Maduro puede salir indemne; no obstante, para la MUD sobrepasar 7 ½ de millones de votos no es una tarea sencilla, porque a la par que se fortalece el descontento en contra de Maduro, igual, la MUD no tiene poder de convocatoria para catalizarlo.

¿Y si la MUD pierde el RR? Entonces se enfrentará al dilema para el cual el coronel Aureliano Buendía tuvo un colofón: ¿Y si el gallo pierde, qué comemos mañana? Una respuesta simple: mierda. Un diseño de repliegue táctico que lleve implícito darle oportunidad a un RR, debe ir acompañado de un llamado a la abstención de las fuerzas progresistas.

Si, en todo caso, Maduro es revocado este año, deben celebrarse elecciones presidenciales en 30 días. Supongamos que se imponga uno de los candidatos de la MUD (porque no habrá tal unidad), su victoria se fundamentará sobre la esperanza de corregir en corto tiempo la grave crisis económica, además, las severas medidas que tiene la MUD para solventar la conflictividad desde el Gobierno, hará al país ingobernable, con la ventaja para el PSUV de ser entonces oposición. No olvidemos que el PSUV es el primer partido en el panorama político nacional y que su caudal de apoyo no es nada despreciable; si el chavismo logra superar las ambiciones individuales puede salir fortalecido para un proceso revocatorio a futuro.

La MUD no tiene una propuesta de Gobierno capaz de desmantelar todo el andamiaje montado por el chavismo a través de 17 años. Por ello un revocatorio este 2016 no es el fin del mundo. Por tal motivo es indispensable fortalecer la retaguardia para lo que viene. Ahora, si se insiste en impedir el RR para este 2016, no me cabe la menor duda de que desde sus propias filas a Nicolás Maduro le tenderán la cama.




Categoría: Venezuela