El secreto de la foto del Air Force One en La Habana que le dio la vuelta al mundo

“Sabía que tenía una muy buena foto. Pero temía que no le gustara a la editora de Reuters. El encargo era otro y yo le traía el avión, sí, pero de otra manera”.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Redacción Sumarium) – “Nunca imaginé que una fotografía mía podía tener tanta difusión”, dijo el autor de la foto del Air Force One sobrevolando el municipio de Boyeros segundos antes de tomar tierra en el aeropuerto internacional José Martí de La Habana.

El cubano Yander Zamora Reyes tomó la imagen que ya está considerada como una de las mejores fotografías que se hicieron durante los tres días que Barack Obama y su familia pasaron en suelo caribeño.

Fotógrafo del diario Granma, este santiaguero de 34 años afincado en La Habana dudó unos días sobre si era conveniente o no revelar su identidad, cuenta el diario Clarín.

Y detalla: Ese día trabajaba de freelance para la agencia Reuters y pasó la foto con el nombre genérico Stringer que se utiliza para colaboradores que por distintas razones no firman. La suya fue una de las primeras imágenes del viaje que llegaron a las pantallas de los editores de fotografía de los medios de comunicación del mundo. Abrió las webs de los principales digitales. Reuters decidió entonces volverla a pasar pero asociada a un nombre. Y Yander Zamora prefirió ser prudente y firmó con su segundo nombre y apellido, Alberto Reyes.

Al hablar sobre sus dudas para hacer pública la autoría de la imagen, Zamora explica que en Cuba se está redactando la que será la nueva Ley de Prensa: “En realidad nadie te prohíbe trabajar para un medio internacional, pero soy fotógrafo en un medio oficial, Granma, y preferí reflexionar antes de dar mi nombre, seguramente por temor”.

Yander trabajaba ese día para Reuters y la delegada de la agencia lo envió al aeropuerto. Querían que retratara el Air Force One justo en el momento en el que el avión está a punto de aterrizar y pasa junto a un cartel estratégicamente colocado hace años y en el que se lee La Habana. Una foto segura y recurrente. “No me apasionaba el encargo, pero era lo que me habían pedido”, recuerda en una entrevista al diario argentino.

El fotógrafo llegó al punto pero los miembros de la seguridad del Estado le echaron. Pese a su acreditación, le advirtieron de que estaba demasiado cerca de la zona prohibida. “Me puse a temblar”.

“Tuve casi una hora para medir la luz y hacer pruebas. Además, los vecinos que estaban con la televisión encendida siguiendo en directo la llegada me gritaban: ‘Oye fotógrafo, estate preparado que ya viene’”, cuenta. Y pasó el avión. Casi a cámara lenta. “Cerré el diafragma a 20, para ganar toda la profundidad, y enfoque a uno de los postes de la luz”… ¿Cuántos disparos? “Diez”.

“Sabía que tenía una muy buena foto. Pero temía que no le gustara a la editora de Reuters. El encargo era otro y yo le traía el avión, sí, pero de otra manera”, confiesa.

Para leer el artículo completo, haga click AQUÍ.

Crédito: Reuters / Alberto Reyes



Categoría: Mundo | Claves: Air Force One Cuba