eltelegrafo

El ‘segundo tiempo’ de la Asamblea Nacional tiene retos potentes

Se dice que no ha fiscalizado, pero si eso es sinónimo de juicio político o show mediático, entonces sí, no ha hecho nada.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Editorial El Telégrafo).- Están ratificadas las máximas autoridades y las comisiones quedaron conformadas. A diferencia de otras legislaturas, en la actual no se modificó la composición política y es lógico que el bloque dominante tenga mayoría en las comisiones y, por ende, en la definición de sus presidencias y vicepresidencias. Pero más allá de eso hay que tomar en cuenta que la Asamblea Nacional ha sido, como nunca antes, una gran ‘productora’ de normativa legal.

Y por lo mismo habrá que evaluar lo hecho hasta ahora en función de esa tarea. Se dice que no ha fiscalizado, pero si eso es sinónimo de juicio político o show mediático, entonces sí, no ha hecho nada. Si hay casos concretos que den lugar a fiscalización política -no penal ni civil, para eso está la Fiscalía- entonces a los legisladores hay que pedirles seriedad y responsabilidad, no afanes proselitistas.

Y es cierto que hay deudas pendientes, como la Ley de Cultura, que no puede esperar a otro período para que se concrete lo que es un mandato de las transitorias de la Constitución. No se comprende por qué se ha demorado tanto para algo tan vital en nuestra vida democrática.

Categoría: Opinión | Claves: Editorial El Telégrafo