El Sumo Pontífice visitó el Hospital Pediátrico Federico Gómez

Expresó una oración para bendecir a los enfermos y agradeció a los trabajadores del Hospital por el esfuerzo.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: Univisión

(Caracas, Venezuela. Sumarium).- Con motivo de su visita por el Estado mexicano, el Papa Francisco decidió incluir en su agenda una visita a los niños enfermos del Hospital Pediátrico Federico Gómez. Donde en compañía de la Primera Dama, Angélica Rivera, dirigió unas palabras a los infantes, sus familias y a quienes trabajan en el centro asistencial.

“Agradezco a Dios la oportunidad que me regala de poder venir a visitarlos, de reunirme con ustedes y sus familias en este hospital. Poder compartir un ratito de sus vidas, la de todas las personas que trabajan como médicos, enfermeras, miembros del personal y voluntarios que los atienden. Tanta gente que está trabajando para ustedes. Hay un pedacito en el Evangelio que nos cuenta la vida de Jesús cuando era niño. Era bien chiquito, como algunos de ustedes. Un día los papás, José y María, lo llevaron al Templo para presentárselo a Dios. Y ahí se encuentran con un anciano que se llamaba Simeón, el cual cuando lo ve, muy decidido el viejito y con mucha alegría y gratitud, lo toma en brazos y comienza a bendecir a Dios”, inició el Sumo Pontífice.

Seguidamente dijo que: “ver al niño Jesús provocó en él dos cosas: un sentimiento de agradecimiento y las ganas de bendecir. Da gracias a Dios y le vinieron ganas de bendecir al viejo. Simeón es el «abuelo» que nos enseña esas dos actitudes fundamentales de la vida: agradecer y a su vez bendecir (…) Acá yo los bendigo a ustedes, los médicos los bendicen a ustedes cada vez que los curan, las enfermeras, todo, todo el personal que trabaja los bendicen a ustedes los chicos pero ustedes también tienen que aprender a bendecirlos a ellos y a pedirle a Jesús que los cuide porque ellos los cuidan a ustedes”.

Concluyó agradeciendo el cariño con el que fue recibido y el esfuerzo que todo el personal del hospital realiza para que los menores puedan recuperarse rápido.

Más temprano, durante una homilía pronunciada ante 300.000 en Ecatepec, el Sumo Pontífice exhortó a los mexicanos a hacer de su tierra un lugar de oportunidades, donde “no haya necesidad de emigrar para soñar” y donde no hay riesgo de caer en manos de los “traficantes de la muerte”.

Categoría: Mundo