El transexual al que la Iglesia le negó ser padrino de bautizo

Salinas, enfadado por la decisión final, ha decidido romper con la Iglesia católica y mantener su fe en el ámbito personal, al margen de la institución.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: El País / EFE

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Álex Salinas, el joven transexual de San Fernando (Cádiz, España) al que la Iglesia le ha negado ser el padrino de bautismo de su sobrino, ha anunciado que hará la apostasía -abandonará la religión- y que, además, la familia ha decidido no bautizar finalmente al niño.

Así lo ha explicado Salinas a Europa Press, quien indica que se convertirá en apóstata “por el engaño” al que asegura que ha sido sometido, pues, tras la negativa inicial, afirma que el párroco le dijo en agosto que sí podría ser padrino de su sobrino trasladándole “palabras textuales del obispo” de Cádiz y Ceuta, Rafael Zornoza, de quien critica que “ahora se lavará las manos”.

Esto es así después de que Zornoza haya manifestado este martes “pública y definitivamente” en un comunicado que la solicitud de Salinas “no puede ser aceptada” porque es “evidente” que “no posee el requisito de llevar una vida conforme a la fe y al cargo de padrino”, recogido en el Código de Derecho Canónico (CIC).

Salinas, enfadado por la decisión final, ha decidido romper con la Iglesia católica y mantener su fe en el ámbito personal, al margen de la institución. “Estoy muy cabreado y desilusionado. Han jugado con mis sentimientos y los de toda la sociedad. En el comunicado se interpreta claramente que no solo me niegan a mí ser padrino, sino a todos los transexuales. Es muy fuerte, increíble”, dijo Salinas, según reseña El País.

La misma opción ha tomado su hermana, madre del primer sobrino del que iba a ser padrino, que ha decidido educarle como cristiano, pero al margen de la Iglesia católica. El resto de familiares van a estudiar qué hacer por las repercusiones en el matrimonio, aclara Salinas, que no tomará ningún acción judicial tras el pronunciamiento de Roma.

Tras conocer la última decisión eclesiástica, la asociación de Transexuales de Andalucía (ATA), que puso el caso en conocimiento de la Fiscalía de Igualdad y contra los delitos de Odio de Cádiz, ha exigido la retirada del concordato entre el Estado y la Iglesia católica. “La libertad religiosa no puede entrar en conflicto con los Derechos Humanos. Estas decisiones se toman en total impunidad, no se ejerce una violencia física pero sí incide en un menoscabo de nuestros derechos”.

Categoría: Mundo | Claves: España