“El único vencedor es Al Asad” en el conflicto ruso-turco

"El único vencedor de estos últimos acontecimientos es Asad" aseguran Henri Barkey y William Pomeranz, investigadores del Woodrow Wilson International Center, en una tribuna en el sitio de la cadena CNN. "Uno de sus principales adversarios (Turquía) está ahora en profundo desacuerdo con su principal aliado (Rusia)"

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Damasco, Siria. AFP) – Responsables sirios y analistas consideran que Turquía le hizo un notable favor al presidente Bashar Al Asad al derribar a un avión de combate ruso, pues Moscú está ahora abiertamente enfrentado a Ankara, adversario del régimen sirio.

Lea también: Rusia impone visado a los turcos para castigar la obstinación de Erdogan

“El presidente Asad debería enviar un telegrama de agradecimiento al presidente turco (Recep Tayyip) Erdogan, ya que ha hecho cambiar la posición de Moscú más aún a nuestro favor“, bromea un político sirio cercano al poder.

“Antes, Asad y (el presidente ruso Vladimir) Putin estaban de acuerdo en que la lucha contra el terrorismo era prioritaria sobre la solución política. Ahora, Moscú va más lejos y considera, como el régimen sirio, que Turquía ayuda al terrorismo”, añade.

Lea también: Turquía tacha como “inaceptables” las críticas de Putin

Moscú calificó de “puñalada en la espalda” el derribo de su avión. El primer ministro ruso Dimitri Medvedev acusó además a Turquía de “proteger a los militantes del Estado Islámico” (EI).

RUSIA PIDE A CONNACIONALES EN TURQUÍA QUE REGRESEN

Rusia pidió además a sus ciudadanos presentes en Turquía que regresen a Rusia, aludiendo a riesgos “terroristas”, y privando al sector del turismo ruso de más de 3 millones de visitante por año.

“El único vencedor de estos últimos acontecimientos es Asad” aseguran Henri Barkey y William Pomeranz, investigadores del Woodrow Wilson International Center, en una tribuna en el sitio de la cadena CNN. “Uno de sus principales adversarios (Turquía) está ahora en profundo desacuerdo con su principal aliado (Rusia)”.

Moscú, que mantiene desde hace más de medio siglo estrechas relaciones con Damasco, anunció desde el martes haber “destruido” grupos rebeldes que se hallaban en Siria en la zona donde cayó el cazabombardero ruso.

Por su lado, Turquía apoya sin reservas a los rebeldes moderados que luchan contra el régimen. Algunos acusan incluso a Ankara de dejar pasar yihadistas del Frente Al Nusra, rama siria de Al Qaida, y del EI.

GRAVE ESCALADA

“Esta escalada es significativa pues hasta ahora, pese a sus divergencias sobre Siria, las relaciones ruso-turcas eran cordiales y los vínculos comerciales y turísticos muy sólidos” destaca Karim Bitar, director de investigaciones del Instituto francés de Relaciones Internacionales.

“El enfado ruso le permitirá a Asad contar con un apoyo más claro aún de parte de Putin (…)”, añade.

Para este investigador, “Putin y Erdogan tienen muchos puntos en común –el autoritarismo, el nacionalismo, la susceptibilidad- pero Putin parece tener mayor control de sus nervios, mientras que Erdogan se deja llevar por sus emociones”.

Esta crisis se produce cuando 20 países e instituciones internacionales, entre ellos Rusia y Turquía, acaban de establecer en Viena una hoja de ruta para poner fin a la guerra en Siria, que ha causado 250.000 muertos desde 2011.

“En este contexto el incidente será utilizado por Rusia para defender sus intereses en Siria de manera más determinada aún” asegura Muriel Asseburg, investigadora de Asuntos Internacionales y de Seguridad en Berlín.

REPRESALIAS CONTRA ALIADOS DE TURQUÍA EN SIRIA

“Más ayuda militar para el régimen puede animar a Asad a no iniciar negociaciones serias con la oposición (…)”, añade.

En este contexto, el ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, admitió por primera vez este viernes que fuerzas del régimen sirio puedan ser asociadas a la lucha contra el EI “en el marco de la transición política”.

Parar Ruchan Kaya, experto turco en el Instituto de Estrategia caspiana en Estambul, “Rusia hará oír su voz y aumentará el apoyo a Asad, e indirectamente ejercerá represalias golpeando en el interior de Siria a los grupos aliados a Turquía”.