Elecciones de gobernadores podrían “entorpecer” el Revocatorio

"Maduro ahorita no está en condiciones de decidir nada porque siempre tiene una gran incertidumbre", sostuvo.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Según publicó el periodista José Luis Carrillo en la página Contrapunto, las elecciones de gobernadores podrían “entorpecer” el Referéndum Revocatorio que desea realizar la oposición este año al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Según precisó Vicente Bello, representante de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ante el CNE, lo importante es el cambio del Gobierno Nacional, por lo que acotó que “mientras no se cambie el Ejecutivo Nacional es posible hacer muy pocos cambios” que necesita el país.

Añadió que el plazo para el Referéndum Revocatorio es hasta diciembre de 2016, dado que si se realiza el próximo año, “no habría cambio político efectivo” y agregó que las elecciones a gobernadores pueden hacerse en otro momento.

“Es el tiempo el que impone la agenda política. Si el referendo se hace en 2017 no es que seguimos exactamente en las mismas circunstancias, pero hay que fijarse en el caso de la Asamblea Nacional, donde hubo un cambio, pero el Parlamento tiene limitaciones“, explicó.

Vicente Bello aseveró que el Consejo Nacional Electoral no ha pautado la fecha de las elecciones de gobernadores porque no ha coordinado con Nicolás Maduro: “Maduro ahorita no está en condiciones de decidir nada porque siempre tiene una gran incertidumbre”.

A CONTINUACIÓN EL TEXTO PUBLICADO POR EL MEDIO:

El representante de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ante el CNE, Vicente Bello, resaltó este jueves durante una entrevista de televisión que un referendo revocatorio del mandato presidencial no podría realizarse de manera conjunta con las elecciones de gobernadores pautadas para este año debido a que estos procesos requieren la utilización de un Registro Electoral diferente.

El dirigente político precisó que para el referendo revocatorio podrían participar los venezolanos residenciados en el extranjero mientras en los comicios de gobernadores no, y que en las elecciones de gobernadores podrían hacerlo los extranjeros residenciados en el país pero no así en el revocatorio. En este sentido advirtió que el CNE, podría decidir realizar las elecciones regionales a finales del presente año y la consulta sobre la continuidad del Jefe de Estado en su cargo dejarla para el primer trimestre de 2017, con lo que sería el vicepresidente ejecutivo quien completaría el período constitucional hasta 2019.

Esta posibilidad genera la interrogante de si no es una mala estrategia por parte de la Mesa de la Unidad Democrática concentrar sus esfuerzos en el revocatorio y no prestarle atención a las regionales, cuando luego de los resultados de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre de 2015 podría buscar capitalizar en gobernaciones el apoyo popular obtenido.

Algunas encuestas que se han conocido muestran que la oposición podría ganar alrededor de 20 gobernaciones si las elecciones fueran en estos momentos.

En conversación con Contrapunto, Bello expresó que lo determinante es el cambio del Gobierno Nacional: “Hay muchas cosas importantes pero hay una que prela sobre las otras. Mientras no se cambie el Ejecutivo Nacional es posible hacer muy pocos cambios”, explicó.

Abundó diciendo que el plazo para el revocatorio es hasta diciembre del presente año (de aprobarse el fin del mandato se tendría que llamar a elección presidencial en 30 días) porque de hacerse en 2017 no habría cambio político efectivo. En cambio, las elecciones de gobernadores podrían realizarse en otro momento. “Es el tiempo el que impone la agenda política. Si el referendo se hace en 2017 no es que seguimos exactamente en las mismas circunstancias, pero hay que fijarse en el caso de la Asamblea Nacional, donde hubo un cambio, pero el Parlamento tiene limitaciones”.

Bello considera que aún el CNE no ha hecho la convocatoria a las elecciones de gobernadores porque aún no lo ha consultado con el presidente Maduro. “Y Maduro ahorita no está en condiciones de decidir nada porque siempre tiene una gran incertidumbre”.

No obstante, aclara que la convocatoria puede hacerse en el mes de abril o a más tardar en mayo porque en agosto deberán producirse las postulaciones y antes que eso se deben dar las primarias de la MUD y del PSUV para escoger sus respectivos candidatos.

Cree además que el CNE dilatará lo más posible la convocatoria al revocatorio.

“¿El CNE quiere hacer revocatorio? La respuesta es no. ¿Las puede poner después de las elecciones de gobernadores? La respuesta es sí”, indicó.

Cambio nacional

El analista político Ricardo Ríos resaltó que lo que ofreció la MUD durante la campaña para las elecciones parlamentarias fue una voluntad nacional de cambio de Gobierno.

“Las encuestas muestran que las personas piden un cambio de ese tamaño, no están pidiendo reformas menores. Eso le marca una prioridad a la MUD en cuanto a su acción política”, dijo.

Sin embargo, Ríos estima que el poder accionar los mecanismos legales para lograr dar fin al mandato de Nicolás Maduro es cuesta arriba.

“El Gobierno va a impedir la movida que haga la MUD, la principal de las cuales es el referendo revocatorio ya que mezcla la organización de la gente y de los partidos políticos y está planteada en la Constitución, por lo que se puede activar sin tener que pasar por el Tribunal Supremo de Justicia”, expuso.

Agregó que el uso que está haciendo el Gobierno del Tribunal Supremo de Justicia “convirtiéndolo en bufete privado del PSUV” desnaturaliza cualquier acción legal que se intente.

Por ello, está convencido de que la renuncia del Presidente es lo mejor para el país.

“Si la ingobernabilidad crece por la escasez de productos y la inseguridad, Maduro va a tener que tomar una decisión”, añadió.

Ríos piensa que de todas maneras, la oposición debe solicitar la activación del proceso de recolección de firmas y que comiencen a correr los lapsos para la convocatoria.

Cree además que, aunque el CNE fije para 2017 el referendo revocatorio, un triunfo abrumador de la oposición en las elecciones de gobernadores impulsaría la renuncia del presidente Maduro.

“El PSUV se reduciría a un estado de subsistencia y va a buscar continuar, así que las condiciones políticas para la renuncia mejoran”, sostuvo.

Concentrar esfuerzos

El columnista del diario El Nacional, Armando Durán, comparte la tesis de que buscar varios mecanismos es dispersar fuerzas y en tal sentido, criticó que la MUD tenga no una hoja de ruta como había anunciado, sino cuatro.

“La oposición tiene cuatro agendas porque unos quieren una cosa y otros otra y la MUD es una manta de retazos y llegó a la fórmula de satisfacer a todos los factores cuando la promesa que había hecho fue escoger uno de los mecanismos (revocatorio, enmienda constitucional, renuncia o asamblea nacional constituyente).

Para Durán la actitud de la MUD genera desencanto en la población.

Coincide con Ríos en que opción que se impone para lograr el cambio político es la de ejercer presión para propiciar la renuncia del Primer Mandatario Nacional.

“Cualquier decisión jurídica y legalmente aceptable que se adopte tropieza y queda anulada por la voluntad totalitaria del chavismo”, manifestó.

Sobre el referendo revocatorio hizo referencia al precedente de 2004 cuando la convocatoria se prorrogó por más de un año.

“Cada régimen establece una legalidad. La actual es la revolucionaria por lo que la de la Constitución y las leyes no sirve. ¿Cuál es la legalidad? La de mantener a la revolución en el poder”, precisó.

Durán está seguro de que se repetirá la experiencia y que el referendo, de convocarse, se hará en 2017, luego de cuatro años de ejercicio de la presidencia, por lo que el vicepresidente será quien termine el período.

“Pedirle permiso al Gobierno para salir del Gobierno no tiene sentido. La pregunta es ¿existe normalidad democrática en Venezuela? ¿Estamos en un estado de Derecho o en un régimen de facto? En un estado de Derecho estos procedimientos normales funcionan, pero no estamos en uno de ellos”, expuso.

Al igual que Ríos, estima que la actuación de la oposición tiende a hacer perder la poca confianza que todavía tiene la población en su dirigencia política.

“La MUD y sus dirigentes en la Asamblea Nacional advirtieron que la prioridad era doble y ninguna transable. Primero una ley de Amnistía y segundo activar un mecanismo (para lograr un cambio político) en un lapso no mayor de seis meses”, concluyó.