Españoles deciden el domingo si están hartos del PP y el Psoe

- “Es algo nuevo en España donde no estamos acostumbrados a gobiernos de coalición”

Españoles deciden el domingo si están hartos del PP y el PsoeEspañoles participarán este domingo en las Elecciones regionales y municipales. Crédito: AP Photo/Alvaro Barrientos.
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Madrid, España. AFP)- Los españoles votan este domingo en elecciones regionales y municipales para decidir si, hartos de los conservadores del PP y los socialistas del PSOE que alternan en el poder desde hace tres décadas, optan por una nueva generación de políticos.

El Partido Popular, que gobierna actualmente en 11 de las 17 regiones del país, “va a perder probablemente la mitad de los votos en comparación con las elecciones de 2011”, dice José Pablo Ferrándiz, del instituto de sondeos Metroscopia. Y “esos votos no van en ningún caso al PSOE, van a las nuevas formaciones emergentes”, agrega.

En las legislativas de noviembre de 2011, los electores castigaron a los socialistas por lo que consideraban su mala gestión de la crisis económica, dando una mayoría aplastante a los conservadores de Mariano Rajoy.

Cinco meses antes, nacía en las calles el movimiento de ‘los indignados’, que durante un mes acampó en la Puerta del Sol de Madrid y otras plazas del país para protestar contra una austeridad que no hacía más que comenzar.

Desde entonces, los gobiernos del PP a nivel nacional y regional han llevado a cabo recortes de 150.000 millones de euros para luchar contra el déficit, atizando el descontento social pese a la reactivación económica en 2014.

Ahora, todos los sondeos les auguran una fuerte caída en los comicios del domingo, considerados un test para las legislativas de finales de año.

FIN DEL BIPARTIDISMO

Las elecciones de 2011 fueron “la última oportunidad al bipartidismo”, considera Ferrándiz. Desde entonces, nuevas formaciones ofrecen una alternativa a los votantes decepcionados de las dos formaciones desgastadas por el poder y debilitadas por innumerables escándalos de corrupción.

En primer lugar, Podemos: un grupo de profesores de Ciencias Políticas, encabezados por Pablo Iglesias, de 36 años, constata que la izquierda antiliberal en la que militan no aprovechó el movimiento de ‘los indignados’ y fundan en 2014 este nuevo partido que promete poner fin a la injusticia social y expulsar a “la casta” del poder.

En cabeza de las intenciones de voto en enero, ha perdido terreno desde entonces de forma desigual según los sondeos y las regiones.

“En Aragón, Podemos tendría la posibilidad de llegar a ser el segundo partido, y también en Asturias”, considera Pablo Simón, politólogo de la universidad Carlos III de Madrid. “Incluso en Navarra se dice que Podemos también podría ser primera fuerza”, agrega, señalando que estas regiones pequeñas del norte “pueden convertirse en los primeros sitios en los cuales partidos nuevos tengan opción de gobernar”.

Los indignados pugnan también por las ciudades. En Madrid, bastión conservador, Manuela Carmena, una exjuez de 71 años, va codo con codo en los sondeos con la candidata del PP, Esperanza Aguirre. Y en Barcelona, Ada Colau, heroína de la lucha contra los desahucios, amenaza con derrocar al alcalde nacionalista conservador Xavier Trias.

CAMBIO RADICAL O “SENSATO”

Avanza también en estos comicios otra joven formación: Ciudadanos, creada en 2006 en Cataluña para luchar contra el independentismo, que saltó a nivel nacional en 2014 y presenta candidatos en las 13 regiones que votan el domingo.

Encabezada por un abogado de 35 años, Albert Rivera, ambiciona los votos del centro-derecha, denuncia la corrupción y propone reformas liberales para luchar contra el desempleo. Su “cambio sensato” seduce a los votantes violentados por los eslóganes radicales de Podemos, a quien pisa los talones en los sondeos.

Los votantes “ya no quieren mayorías absolutas, lo que quieren es que a partir de ahora los partidos se pongan de acuerdo”, subraya Ferrándiz.

“Es algo nuevo en España donde no estamos acostumbrados a gobiernos de coalición”, agrega.

Y que no está libre de dificultades, como demuestra el bloqueo político en Andalucía. Esta región del sur votó en regionales anticipadas el 22 de marzo: el PSOE obtuvo 47 de los 109 parlamentarios regionales, lo que le obliga a entenderse con los 15 de Podemos o los 9 de Ciudadanos para gobernar.

Sin embargo, dos meses más tarde aún no se ha logrado formar gobierno. Y algunos aluden ya a la eventual necesidad de repetir los comicios.

Categoría: Mundo | Claves: Elecciones España