ELN liberó y entregó a un civil a la Cruz Roja 

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(AFP) –  El Ejército de Liberación Nacional (ELN) entregó este lunes a un civil en su poder a una comisión del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Colombia, en momentos en los que se espera un anuncio sobre el diálogo de paz entre esa guerrilla y el gobierno.

“Un civil que estaba en poder del Ejército de Liberación Nacional (ELN) fue entregado hoy al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en zona rural de Fortul”, en el departamento de Arauca, fronterizo con Venezuela, indicó en un comunicado el organismo internacional, sin precisar la identidad del cautivo.

Es la tercera liberación en dos semanas por el guevarista ELN, la segunda guerrilla del país.

Aunque se desconoce el número exacto de rehenes en poder de este grupo, alzado en armas en 1964 por influencia de la revolución cubana, fuentes oficiales estiman que al menos una persona sigue retenida.

“Me complace informar que la persona liberada se encuentra en estos momentos en camino a reunirse con sus seres queridos”, dijo Christoph Harnisch, jefe de la delegación en Colombia del CICR, citado en el comunicado.

En la operación para la liberación del civil también participaron representantes de la Defensoría del Pueblo y de la Iglesia católica, agregó el texto.

La liberación de este lunes se da mientras Colombia aguarda un “importante” anuncio del gobierno y esa guerrilla desde Caracas, que se espera lleve finalmente a la instalación de la mesa de negociaciones de paz que anunciaron hace más de seis meses.

El ELN y el gobierno de Juan Manuel Santos anunciaron el 30 de marzo un acuerdo para lanzar la etapa pública de unas conversaciones iniciadas en secreto en enero de 2014. Sin embargo, los diálogos formales no se han instalado, porque para ello el presidente ha exigido a la guerrilla que abandone primero la práctica del secuestro.

Colombia vive un conflicto armado que ha enfrentado durante más de medio siglo a guerrillas, paramilitares y agentes de la fuerza pública, con un saldo de unos 260.000 muertos, 45.000 desaparecidos y 6,9 millones de desplazados.