“El nuevo cheque en blanco” que busca el Gobierno

60 días no son suficientes para resolver el problema económico en el país

Es necesario felxibilizar el control de cambio, abandonar las políticas de control y disciplinar el tema fiscal

Si terminan avalando el decreto estan volviendo a aprobar una Ley Habilitante

Publicada por: el dasilvalissette89@gmail.com

Crédito: AP Photo/Fernando Llano

(Caracas, Venezuela Sumarium) – Luego de decretar el pasado viernes Emergencia Económica Nacional, varios especialistas en esta materia han salido al ruedo para criticar el documento que fue publicado en la Gaceta Oficial 40.828.

Uno de ellos fue Domingo Sifontes, economista venezolano, que aseguró que este nuevo decreto es una estrategia del Gobierno que busca compartir el costo político en esta materia o en su defecto tener un nuevo “cheque en blanco” para gobernar sin controles, en temas como el presupuestario.

Para Sifontes el decreto presidencial “es tan general que cuando lo lees tienes más dudas que certezas. Al final del camino si terminas avalando un decreto como este, estás volviendo a aprobar una Ley Habilitante porque pareciese que queda todo en manos del Gobierno y no hay claridad de las reglas que van a prevalecer”.

Explicó que artículos como el 2 numeral 9, se pueden traducir en un acto grave de discrecionalidad para que el Gobierno tome cualquier decisión, hecho que catalogó de “peligro” frente a la actualidad social.

“El Gobierno necesita compartir a como de lugar el costo de la situación económica actual… lo que está detrás de esto es que el Gobierno no asuma sus responsabilidades en materia económica y todo indica que no lo va a hacer en la medida que se lo permitan”, dijo el economista al tiempo que desestimó que la nueva Asamblea Nacional dé el visto bueno a esta resolución.

Comentó que lo que más preocupa al gremio es que este decreto, que será discutido por la AN, “dice mucho pero a la vez no dice nada, tiene muchas generalidades y es muy peligroso. No es específico”.

“En varios de sus numerales dice ‘las medidas necesarias’, ¿cuáles pueden ser las medidas necesarias para atender esta situación?… A lo mejor las medidas necesarias para el Gobierno sea algo completamente diferente a lo que un gran grupo de economistas estamos pensando”, sumó.

Sifontes agregó que, desde el punto de vista político, “parecería que el Gobierno está jugando a que le rechacen el decreto para luego decir que no lo quieren ayudar”.

RETOMAR LA SENDA DEL PROGRESO

Tal y como lo señaló el analista hay que tomar decisiones con carácter de urgencia para redefinir el modelo y la estrategia económica.

Sifontes recomendó al Ejecutivo Nacional apartarse cada vez más de los controles, generar reglas claras de juego y elevó la necesidad de que exista transparencia y se ejecute rendición de cuentas en la gestión económica.

“Ninguna medida que el Gobierno vaya a tomar dirigida hacia el reforzamiento de los controles hará que Venezuela salga del problema económico en el que está metida hace más de tres años y eso finalmente lo termina pagando la gente que menos recursos tiene, porque es a quien más golpea un modelo como este”, dijo.

De lo general a lo específico, expresó que es necesario felxibilizar el tipo de cambio o levantarlo por completo, revisar el tema del sector petrolero en términos de los derechos de propiedad, abandonar la economía del control, disciplinar el tema fiscal y darle independencia al Banco Central de Venezuela (BCV).

60 DÍAS NO SON SUFICIENTES

“Yo creo que en 60 días no se resuelve el problema económico y menos con medidas que van hacia los controles”, aseveró al tiempo que expresó quehay que esperar a ver lo que resuelve el Parlamento el próximo jueves.

Argumentó que pese a que hay medidas que se puedan tomar en ese corto lapso de 60 días, tiempo que dura el decreto de ser aprobado, la situación país es muy crítica y serán pocos los resultados.

Especificó que la crisis que atraviesa Venezuela constituye “un problema de fondo y no cosmético. Hay que repensar el país en términos de cómo funciona la economía, y en 60 días a lo mejor lo puedes discutir pero no implementar”.