Sector informal alejó a más de 500 mil empleados de las empresas privadas

No se siente motivado a quedarse porque no vislumbra un camino de progreso en Venezuela.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Varios factores económicos y sociales han hecho que la cantidad de empleados en las empresas privadas del país, baje de una forma muy drástica en el último año.

Un gran número de obreros han dejado las empresas privadas con la expectativa de aumentar sus ingresos en la economía informal y los profesionales se han ido del país por no ver un camino amplio de mayores oportunidades en la nación.

Desde un trabajo realizado por el diario El Nacional, los expertos advierten que el importante retiro de los trabajos, es consecuencia de la destrucción del aparato productivo y de las empresas privadas.

Según cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadísticas, el número de empleados hasta el último mes del año 2015 fue de 13.166.601 en comparación con la misma fecha del 2014 refleja una disminución de 440.456 trabajadores.
Esos datos han revelado que existe una pérdida de 510.588 empleados en un año, pues en la misma fecha de 2014 totalizaban 10.897.914 trabajadores en las empresas privadas. El informe del INE muestra, además, que la mayor merma fue de 350.565 obreros en un año.

MIGRANDO A LA INFORMALIDAD

Maryolga Girán, vicepresidente de la comisión laboral de Conindustria, dijo que la pérdida de mano de obra se debe a que los trabajadores están migrando a la informalidad para ganar más dinero. “Un obrero que percibe salario mínimo o un poco más ha visto reducir sus ingresos por bonos extras debido a la disminución de turnos de trabajo a consecuencia de la falta de materia prima, paralización de líneas de producción y la crisis eléctrica”.

Por su parte Gabriel Ernesto Calleja, especialista en derecho laboral, señaló que la fuga de obreros y también de profesionales calificados es una de las consecuencias de la caída del aparato productivo. Las industrias trabajan a 20% de su capacidad instalada por la falta de materias primas y eso genera mano de obra ociosa, aseveró.

Calleja agregó al diario El Nacional que las empresas hacen milagros para lograr el arraigo del talento con la empresa y el país. “Algunas compañías ofrecen a los empleados planes para la compra de vivienda o vehículo, o para realizar estudios de posgrado, pero el profesional no se siente motivado a quedarse porque no vislumbra un camino de progreso en Venezuela”.