En busca del oro para sobrevivir en Canaima… “Si no hay turismo, voy a la mina”

Más de 30 embarcaciones cruzan las aguas del río Carrao, que atraviesa uno de los patrimonios de la humanidad declarado por la Unesco, convertidas en laboratorios para extraer oro.

En busca del oro para sobrevivir en Canaima… “Si no hay turismo, voy a la mina”En una noche se pueden sacar del parque entre 15 y 20 gramos. Crédito: Twitter @valendeviaje
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom


(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- El desplome de la actividad turística parece ser la excusa del crecimiento de la minería ilegal dentro del Parque Nacional Canaima. Más de 30 embarcaciones cruzan las aguas del río Carrao, que atraviesa uno de los patrimonios de la humanidad declarado por la Unesco, convertidas en laboratorios para extraer oro.

De acuerdo con un reportaje del diario local El Nacional, un gramo de oro equivale a un mes de trabajo en Canaima y en una noche se pueden sacar del parque entre 15 y 20 gramos, cada uno equivalentes a un valor entre 8.000 y 10.000 bolívares, superior al salario mínimo vigente en Venezuela (Bs. 6.746,98 mensuales) y similar al costo de un boleto aéreo para entrar o salir de Canaima.

Aunque en las últimas semanas la comunidad indígena Kanaimó, operadores turísticos y demás habitantes en general pidieron, incluso a través del uso de la fuerza, erradicar la minería ilegal, uno de lo pemones que trabaja como guía turístico en el parque nacional confesó al diario local que recurre a la mina para buscar el sustento y sobrevivir al alto costo de la vida en Canaima, donde un kilo de pollo cuesta 950 bolívares y un litro de leche entre 1.300 y 1.500 bolívares.

“No sacamos toneladas, sino unas ‘gramitas’ para sustentarnos (…) Si no hay turismo, voy a la zona minera a buscar el sustento”, dijo.

Las visitas de extranjeros a Canaima han disminuido hasta 85%, según datos que maneja el expresidente de la Cámara de Turismo del municipio Gran Sabana, Issam Madi, quien precisó para 1998 Canaima recibía a 76.000 turistas y en 2014 esa cifra cayó a 11.000.

Confesión de un pemón: “No sacamos toneladas, sino unas ‘gramitas’ para sustentarnos (…) Si no hay turismo, voy a la zona minera a buscar el sustento”.

Entre las principales causas del desplome de la actividad turística citó la inseguridad. “Al turista le advierten que Venezuela es el tercer país más violento del mundo y la gente siente temor de venir”, agregó.

Madi precisó además que un 15% de la población de Canaima se dedica a la actividad minera ilegal. “Irse a la mina es lo más fácil porque se consigue más rápido el dinero”, señaló.

La foto de un pemón sentado en medio del aeropuerto que sirve a Canaima, el Gustavo Heny, junto a otras de los cráteres que produce la minería ilegal en la selva, que se hicieron virales en las redes sociales en días pasados, colocaron en la palestra el tema de la minería ilegal, el riesgo de la biodiversidad y de la tierra más anciana del planeta.

Un grupo de indígenas de Kanaimó exigen que para erradicar la minería no sólo basta con eliminar las balsas del río Carrao, sino recuperar la actividad turística, hacerla rentable, por lo que piden concluir los trabajos de reconstrucción de la pista de aterrizaje, desarticular las mafias de combustible y surtir a Canaima de bienes y productos de primera necesidad a precios accesibles.

Categoría: Venezuela | Claves: Canaima Venezuela