En “calma”, la realidad que sacude a Bolívar tras saqueos

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- La calma que ayer anunciaban voceros del Gobierno en Ciudad Bolívar, se traduce en comercios devastados en cada esquina, locales cerrados, largas colas en pocos comercios que quedaron en pie y que venden bajo fuerte custodia militar.

En un recorrido realizado por Correo del Caroní en el día de ayer, solo unos seis negocios estaban abiertos al público. Todos, con fuerte custodia castrense y colas para ingresar a comprar lo que hubiera, como la Panadería Sucre, en Terminal; y el Supermercado El Diamante, en la avenida Germania, donde los consumidores pasaban en grupos de 30.

En la avenida España había comercios rayados con la inscripción saquiados (sic) “para señalizar que ya nos robaron todo, que no se metan más”, dijo Naida Mastromónaco, dueña de la Licorería Perimetral, conocida como El barco, donde hicieron lo propio.

“Quedamos quebrados, desempleados, 10 trabajadores que ahora no tienen qué hacer”, dijo Mastromónaco. Esa es la misma situación que afrontan comerciantes y empleados de 450 comercios que, según Fedecámaras, fueron destruidos; y que deberán empezar desde cero en el año de la peor crisis económica para Venezuela.

En el supermercado chino Nuevo Siglo 15, guardias y policías lanzaban bombas lacrimógenas y perdigonazos al aire, para contener a un pequeño grupo de personas expectantes de cargar con lo poco que quedaba en este negocio. Pese a sus esfuerzos, lograron entrar y robar comida para perros, aguas embotelladas, refrescos y otros productos enlatados… mientras los efectivos ayudaban a rescatar las neveras.

En la “calma”, policías estadales, nacionales y la guardia patrullaban. Las personas seguían intranquilas. En el sector Mirador, de la parroquia La Sabanita, muchos seguían en guardia en los techos de sus casas para proteger los comercios que habían logrado defender durante los días de disturbios violentos. Durante la noche del domingo, este fue uno de los sectores que puso barricadas para que no entraran los motorizados.

Crédito: Correo del Caroní / William Urdaneta

Crédito: Correo del Caroní / William Urdaneta

Crédito: Correo del Caroní / William Urdaneta

Crédito: Correo del Caroní / William Urdaneta

Crédito: Correo del Caroní / William Urdaneta

Crédito: George Castellanos/AFP

Crédito: George Castellanos/AFP

Crédito: George Castellanos/AFP

Crédito: George Castellanos/AFP

Crédito: George Castellanos/AFP

Crédito: George Castellanos/AFP

Crédito: George Castellanos/AFP

Crédito: George Castellanos/AFP

Crédito: George Castellanos/AFP

Crédito: George Castellanos/AFP

Crédito: George Castellanos/AFP

Crédito: George Castellanos/AFP