Colombia no limitará su libre cambio de divisas por complacer a Venezuela

La canciller colombiana enfatizó que en su país existe libre cambio y que no serán modificadas las leyes cambiarias por complacer a otro país donde no existe esa libertad.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: Cancillería de Colombia / YouTube

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – La ministra de Relaciones Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín, le respondió al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien aseguró que los pasos fronterizos clausurados por su país no han sido reabiertos por el supuesto incumplimiento de Colombia de unos acuerdos alcanzados la semana pasada en Cartagena entre las cancilleres de ambos países.

Holguín aseguró que “no hubo documentos firmados ni acuerdos entre Colombia y Venezuela”, sino que se escucharon cuatro peticiones del Gobierno de Maduro: control de “paramilitares”, contrabando en la frontera, moneda en la frontera y control a los medios de comunicación.

“No hubo un documento escrito, no hubo absolutamente nada que la canciller venezolana entregara”, inisistió.

“EN COLOMBIA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN SON LIBRES”

Sobre el cuarto punto, que tiene que ver con la petición del mandatario venezolano de controlar a los medios de comunicación en Colombia, la canciller enfatizó en que “en Colombia los medios de comunicación son libres” y que en “ese es un tema que no se discute”.

Asimismo, en cuanto a la solicitud venezolana de que Colombia no permita que el bolívar sea vendido a precios distintos a los impuestos por el Gobierno venezolano, la canciller enfatizó que en su país existe libre cambio y que no serán modificadas las leyes cambiarias para complacer a otro país donde no existe esa libertad.

Nos piden que deroguemos nuestro régimen cambiario. Nosotros tenemos libertad; ellos controlan el régimen de cambios”, dijo, al tiempo que agregó que en Venezuela “existen tres tasa de cambio reguladas (…) y resulta que ahora la culpa es de Colombia de las casas de cambio de Cúcuta. La solicitud de derogar la resolución donde Colombia tiene una libre compra y venta de divisas, pues Colombia no lo va a hacer“.

No podemos, por abrir o cerrar una frontera, negociar los valores, las creencias y los modelos políticos y económicos que el país decida”, agregó.

AUTORIDADES VENEZOLANAS “CANCELARON” 15 REUNIONES

Como respuesta a la inquietud planteada por la canciller venezolana Delcy Rodríguez, que habló en la reunión bilateral en Cartagena de la presencia de paramilitares de derecha en la frontera -argumento que Caracas empleó para cerrar varios puntos limítrofes-, Holguín replicó que Colombia lucha contra las “bandas criminales dedicadas al narcotráfico y al contrabando”.

La ministra colombiana insistió en que “se necesita que los dos países se comprometan a hacerlo”, y añadió que pese a acuerdos de cooperación, las autoridades venezolanas “cancelaron o aplazaron 15 reuniones” al respecto, desde hace un año.

La canciller colombiana indicó además que la diferencia de precios en productos y combustibles subsidiados en Venezuela respecto a los de venta libre en Colombia, “hacen muy difícil controlar el contrabando”.

PIDE A VENEZUELA QUE CUMPLA SU PROPIA LEY

Por otra parte, a propósito de las más de 1.000 deportaciones de colombianos efectuadas desde que se impuso el cierre unilateral de la frontera, Holguín insistió en que seguirá “defendiendo los derechos” de sus connacionales y exigió a Venezuela cumplir con su propia Ley en el trato a los colombianos.

“Es su Ley de extranjería la que estamos pidiendo que se cumpla”, subrayó, el tiempo que reiteró que tienen camiones “listos”, esperando respuesta venezolana, para ir por los enseres que los deportados tuvieron que dejar en Táchira.

En tal sentido, reconoció que -de los deportados- muchos estaban en Venezuela porque habían huido del conflicto colombiano, otros porque habían ido a trabajar y “otros se fueron por promesas del gobierno del presidente Chávez de una casa y un subsidio que se los dio; le dieron una cédula con la que podían ser electores, pero no servía para su identificación”.

La crisis bilateral comenzó el 19 de agosto con el cierre parcial de la frontera decretado por Maduro en el estado Táchira, limítrofe con el departamento colombiano de Norte de Santander, tras un ataque a militares venezolanos durante una operación anticontrabando.

En su momento, el mandatario lo atribuyó a “paramilitares colombianos” y ordenó igualmente el estado de excepción en varios municipios limítrofes.

La tensión aumentó hace una semana, cuando ambos países llamaron a consultas a sus embajadores.

Colombia y Venezuela comparten una porosa frontera de 2.219 km, en la que denuncian la actividad de grupos irregulares que se lucran con el contrabando de combustible y otros productos.