En el Guri debe “llover a cántaros” para evitar un colapso

Cuando esta última inicie sus operaciones, la capacidad instalada térmica será de 18 mil 245 MW.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Tras la sequía que azota al país y con el descenso del embalse de la central hidroeléctrica Simón Bolívar, son muchos los especialistas que han aportado en información.

Desde un trabajo de investigación realizado por el diario regional La Verdad, el ingeniero José Aguilar consultor en sistemas eléctricos dio su punto de vista sobre lo que pasa con la represa del Guri y con el futuro eléctrico en Venezuela.

El especialista indicó que a la principal termoeléctrica del país le quedan menos de teres metros para entrar un colapso y que debe llover a pesar de los esfuerzos que se han llevado a cabo.

A CONTINUACIÓN EL TEXTO COMPLETO:

El fenómeno El Niño se aproximaba, pero el parque termoeléctrico de Venezuela no se expandió. El embalse de Guri desciende sin cesar anunciando un posible colapso eléctrico en el país altamente dependiente de la energía hidroeléctrica. Con un requerimiento de energía de 375 gigavatios hora (GWh) día y teniendo disponibles 170 GWh en hidroelectricidad, se necesitarían 225 GWh o nueve mil 400 megavatios (MW) térmicos para frenar que la represa toque la temida cota 240 metros sobre el nivel del mar (msnm).

Lo explica el ingeniero José Aguilar, consultor en sistemas eléctricos; Corpoelec aceleró la inauguración de unidades térmicas, pero la oferta de este tipo de energía solo suma seis mil 800 MW. Esto representa un déficit de dos mil 600 MW para cubrir los requerimientos del país y suavizar su dependencia de las centrales hidrológicas.

Con una cota extraoficial de 242,98 msnm, el Guri está a menos de tres metros de su nivel de colapso. La energía térmica se presenta como una respuesta. Este año Corpoelec instaló la Planta Barquisimeto, que aporta 45 MW de 90 MW planificados. En el Zulia se incorporó la unidad 16 de la Planta Ramón Laguna con una carga inicial de 80 MW con objetivos de generar 120 MW. A principios de este mes, la estatal eléctrica anunció que en las próximas semanas pondrían en funcionamiento la unidad seis de Planta Centro, que con 600 MW es la más grande del país.

Cuando esta última inicie sus operaciones, la capacidad instalada térmica será de 18 mil 245 MW, pero más de la mitad de esa energía continuará indisponible. “O llueve a cántaros o el Gobierno raciona como nunca lo ha hecho”, asegura Aguilar. Hasta el momento se distribuyen los apagones para ahorrar dos mil MW en 12 horas, una situación que podría agravarse con el descenso del embalse de la central hidroeléctrica Simón Bolívar.

Explica que a los ocho mil 600 megavatios que el Sistema Eléctrico Nacional tenía en marzo de 2014, les habría tomado 24 meses levantar al embalse un poco más de 24 metros, esa sería la cantidad de metros adicionales que tendría la represa de haber mantenido los estándares. “Esto es un daño acumulado, no se pueden esperar milagros a último minuto. Guri es un embalse muy grande y se abusó de él negligentemente”, dice el ingeniero.

Para el experto, era necesario iniciar medidas sensatas desde hace un año. Por el momento se mantiene intacta su preocupación por que los seis mil 800 megavatios térmicos disponibles resistan.

DRENAN LAGUNAS EN GURI

Luis Motta Domínguez, ministro para la Energía, anunció a través de su cuenta en Twitter sobre la activación de motobombas para drenar las lagunas que se formaron en el embalse del Guri. El también presidente de Corpoelec habría informado anteriormente sobre la generación de cuerpos de agua estancados que disminuyen la cantidad de líquido a turbinar. En otro mensaje, Motta afirmó que el lunes se logró llevar en una gabarra una maquinaria para abrir un canal con el fin de restablecer el paso del agua hacia la represa.

Categoría: Venezuela | Claves: El Guri El Niño Represa