En busca del reencuentro con el espíritu socialcristiano en el atribulado Copei

Luego de los conflictos surgidos en las últimas semanas en el seno de Copei, muchos se preguntan si la histórica bandera verde volverá a ondear con el mismo vigor de hace 60 años.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium)– Desde principios de este año el ojo de la opinión pública ha tenido en la mira a uno de los partidos históricos de Venezuela, el socialcristiano Copei, sobre todo después de que el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, asegurara en su programa transmitido por el canal del Estado, Con el Mazo Dando, que un “patriota cooperante” le informó sobre diferencias y descontento en el seno de la tolda con su, entonces presidente nacional, Roberto Enríquez, por lo que pedirían su renuncia.

En ese entonces, -mes de mayo- el Secretario General de Copei, Rogelio Díaz, aclaró a Sumarium que no existiría ninguna reunión para pedir la dimisión de Enríquez.

Sin embargo, la información del “patriota cooperante” resultó no ser tan falsa.

Lea también: Copei desmiente descontento y pedido de renuncia a Enríquez

LA DENUNCIA DE ECARRI

Poco después, Antonio Ecarri, presidente de la tolda en Caracas denunció: “Han utilizado mi nombre…” y aseguró que su candidatura por el circuito 2 de Caracas fue usurpada por el “paracaidista” Roberto Enríquez.

A pesar de que Ecarrí aseguraba que ya había sido elegido por consenso y unanimidad, el día en que la MUD dijo los nombres de sus candidatos a las elecciones parlamentarias, no dijo el nombre de Antonio Ecarri.

¿Por qué? Según el dirigente político, fue una maniobra de Copei para que no se dijera el cargo que le correspondía al momento de que la MUD dictara sus candidaturas.

Lea también: Usurpación, arbitrariedad… así explica Ecarri su lío con Copei

NUEVA JUNTA LIDERA COPEI

El 30 de julio, el Tribunal Supremo de Justicia acordó medidas cautelares y el nombramiento de una junta ad hoc en el partido socialcristiano. Además ordenó la realización de la consulta estatutaria a las Direcciones Políticas Estadales del partido verde, sobre las postulaciones en los comicios parlamentarios del presente año.

Desde entonces, una ola de sacudones ha impactado al ilustre partido verde, que después del escándalo trata de dirimir sus diferencias en la intimidad.

Pedro Urrieta, dirigente por el estado Delta Amacuro, asumió las riendas del partido y de manera contundente denunció que lo que pasa en Copei no tiene que ver única y exclusivamente con el tema candidatural.

“El tema es de conducción política, de visión de país, de nuestra presencia dentro de la Mesa de la Unidad Democrática y la repercusión que tiene eso en los estados”, dijo.

“Hemos venido a representar las voces de las regiones” de Venezuela, sostuvo. 

De acuerdo con Urrieta, las inconformidades dentro de Copei se vienen sumando como eslabones de una cadena que ya no podía alargarse más. En entrevista con Sumarium detalló que además de las candidaturas, hubo diferencias con los consejos regionales y la firma del Acuerdo para la Transición.

Lea también: “Venimos a representar las voces de las regiones”

A su juicio se ha usado al partido para satisfacer intereses propios. Con esta visión coincide el diputado a la Asamblea Nacional, Pedro Pablo Fernández, a quien Roberto Enríquez acusa de ser “la mano que mece la cuna” de Copei.

Fui su amigo y me traicionó; lo doloroso es que traiciona al país

Enríquez responsabilizó a través de su cuenta en Twitter a Fernández de “pactar con el Gobierno” para la suspensión de la vieja junta directiva y afirmó: “Pedro Pablo Fernández, cortesano del Gobierno pide que le entreguen Copei. Fui su amigo y me traicionó; lo doloroso es que traiciona al país”.

Lea también: Roberto Enríquez carga contra Pedro Pablo Fernández por líos en Copei

Pero Fernández alega que en nada se beneficia de los líos en Copei y que simplemente se ha limitado, desde la periferia, a criticar lo que le parece una conducción, en ocasiones, poco acertada del partido. Sostiene además, que ante la coyuntura y crisis política, moral y económica que vive Venezuela, ahondar en la trama de Copei es algo “intrascendente”.

Lea también: “El tema de Copei es absolutamente intrascendente”

COPEI FUERA DE LA JUGADA

Algo que muchos se preguntan es ¿por qué inmiscuir a un tercero, el TSJ, en los asuntos internos de la tolda? De acuerdo con Pedro Urrieta, era necesario; para Enríquez y para la Mesa de la Unidad Democrática, esto solo le abrió la puerta al brazo rojo del gobierno para “infiltrarse” en la MUD.

sumarium

JESÚS TORREALBA

“Copei está entonces fuera de la MUD para hacer una suerte de cordón sanitario, evitar que esa intrusión del oficialismo logre penetrar incluso en las listas de la unidad”, fueron las palabras del secretario ejecutivo de la coalición, Jesús Torrealba, en aras de “proteger” la fórmula opositora de cara a las elecciones del 6-D.

Durante las últimas semanas, políticos y analistas hicieron pública su observación de que lo mejor sería sacar provisionalmente a Copei de la Mesa para que resolvieran sus diferencias, y de hecho, así fue.

Sin embargo, el 8 de agosto, durante la manifestación convocada por la Unidad, se le permitió la palabra a Roberto Enríquez, algo por lo que no es alocado pensar que el mensaje de Enríquez es rubricado por la Mesa de la Unidad.

ROBERTO ENRÍQUEZ

“Que quede bien claro que el cordón sanitario es en torno a la directiva traidora y no a la militancia”, indicó sobre la decisión de la MUD de excluir a sus candidatos de la propuesta unitaria hasta que se decida la situación interna de la agrupación. “Vengo a pedir que no nos dejemos dividir ni desmoralizar por las maniobras del Gobierno”.

sumarium

Lea también: Abajo la traición, el mensaje de Roberto Enríquez

“Aquí estamos, no claudiquen, no se dejen confundir, el 6 de diciembre todos a votar con fuerza para que gane el pueblo para que no gane la maniobra”, dijo Enríquez ante la multitud. Crédito: Alex Urbina / Sumarium.

Enríquez habló a la directiva de Pedro Urrieta, aunque sin nombrarlo directamente, para pedirle a la junta que encabeza que renuncie al recurso introducido ante el Tribunal Supremo de Justicia, de modo que así se reconsidere a los candidatos que habían designado para competir en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, dentro de la tarjeta unitaria.

Lo propio ha hecho la comitiva liderada por Pedro Urrieta, que pide “rectificación” de la MUD.

Lea también: Copei, en medio de la confusión espera “rectificación” de la MUD

EL VERDE HA PERDIDO LUSTRE

De acuerdo con Eduardo Fernández, “El Tigre”, la primera ruptura del partido surgió en 1993 cuando se dividió entre dos candidatos: el candidato oficial de Copei, que era el doctor Osbaldo Álvarez Paz, y el líder fundador del partido, Rafael Caldera, quien anunció su sexta candidatura presidencial, pero en esa ocasión autoexcluyéndose de las filas del partido.

“Nos hubiéramos convertido en el partido más importante del país, pero nos dividimos… Ahí empiezan los problemas en Copei”, dijo el político, quien militó por más de 50 años en Copei, partido del que hace poco más de un año resolvió separarse para “dejar trabajar” a su presidente nacional.

Para Fernández, con el devenir de los años la situación se ha convertido en un problema de ausencia de mensaje: para que un partido sea fuerte tiene que definir una estrategia inteligente, tener una organización eficiente y un mensaje atractivo.

Lea también: “Cambiar al gobierno es importante”, pero… “no basta”

Luis Ignacio Planas, expresidente nacional de Copei (2006-20012), a quien sucedió Enríquez, indicó a Sumarium que lo que acontece en Copei no es una situación inédita.

“Salimos por una decisión similar a la decisión que tomó recientemente el TSJ, una sentencia que dio luz verde a un proceso electoral completamente amañado y fraudulento”, relató.

Sin embargo, Planas destaca que este momento en particular tiene un plus más complejo para la sociedad venezolana y muy importante para la Unidad, porque ocurre en vísperas de la designación e inscripción de candidatos para los comicios del 6-D.

“EL ERROR MÁS GRUESO”

Para Antonio Ecarri Bolívar el error más grueso que ha cometido el partido socialcristiano Copei en los últimos años fue “poner en manos del TSJ, léase del gobierno, los diferendos internos de un partido opositor por más que se hayan vulnerado, por parte de las dos direcciones anteriores, sus normas internas”.

No puedo siquiera imaginar que las banderas verdes, disminuidas como las de todos los demás partidos

Así lo dejó saber en un artículo publicado en El Nacional el 14 de agosto, que tituló “¿Despachamos a Copei?”, en el que, además, destaca que la vieja conseja de que “los trapos sucios se lavan en casa” está más vigente que nunca.

Sin embargo, opina que “despachar” a Copei de la alianza democrática es algo que “vale la pena analizar con detenimiento”.

“No puedo siquiera imaginar que las banderas verdes, disminuidas como las de todos los demás partidos por este régimen totalitario, no vayan a ondear en los actos y concentraciones de la alternativa democrática, en estas próximas elecciones, porque eso sería como olvidar que ellas representan buena parte de la mejor historia de Venezuela”, plantea.

A su juicio, aunque es cierto que la MUD no es instancia para dirimir problemas internos de las organizaciones, no es argumento para expulsar a Copei de sus filas “con la excusa de una malhadada sentencia del TSJ, cuando el resto de las decisiones del máximo tribunal han sido aceptadas por todos los partidos que integran la Mesa de la Unidad”.

Por su parte, Luis Ignacio Planas, opina que “la Mesa tomó una decisión razonable dentro de todo, aun cuando quizás no la podamos compartir completamente, porque deja por fuera a una serie de dirigentes de Copei en todo el país, que nada tienen que ver con esa disputa”.

sumarium

LUIS IGNACIO PLANAS

“Hay margen para rectificar y creo que es importante que esos grupos que están en pugna hagan un esfuerzo de acercamiento (…) y ponerse sin distracción en el sendero de la lucha por la democracia del país”. “Es muy triste ver” cómo un partido que fue “protagonista” en la creación de la propuesta unitaria, está de cierta manera excluido.

Pero, para Ecarri Bolívar, el hecho de que la nueva junta anunciara al país que no iban a ejercer su derecho a presentar candidatos, “es lo que hay que relevar, porque esa decisión acaba de preservar la integridad ética del Copei… descartando cualquier presunción de entente con el gobierno”.

LA MUD ES EL VERDADERO CABALLO DE TROYA, SEGÚN LA NUEVA JUNTA

“Venimos a representar la voz de las regiones”. Crédito: Globovisión.

En un comunicado, la nueva junta que preside Copei aseguró que “la cúpula de la MUD se ha desviado del propósito de representar el sentimiento unitario de todos los que queremos un cambio y se ha convertido en un instrumento al servicio de intereses mezquinos y personales”. Por ello, resolvió recuperar su “autonomía de acción frente a la Mesa”: “Salimos hoy, con más fuerza que nunca, a luchar por el rescate ético de la política”.

Ante este escenario, Planas afirma que Copei siempre ha sido independiente en su planteamiento, por lo que no considera viable “destruir ese esfuerzo unitario”.

Asimismo, reconoce que el partido “está dando un mensaje muy negativo al país” en momentos en los que “la sociedad democrática reclama unidad para salir de la grave crisis”, y en vísperas de una de las elecciones más importantes en los últimos años de historia política de Venezuela.

“En momentos tan delicados como estos que te estoy mencionando, la actitud de Copei tendría que ser otra, tendría que ser de colaboración y de ayuda a ese esfuerzo”, insiste Planas.

ENTENDIMIENTO

Para el expresidente del histórico partido socialcristiano, lo que sucede en Copei “ha sido una lección suficiente como para que entienda (Roberto Enríquez) que el liderazgo se construye de una forma colectiva y que, además, tiene que abrir un compás para que pueda, con los otros sectores con los que hoy está disputándose el control de Copei, entenderse”.

Con elecciones en puerta y con las encuestas aparentemente a favor de la oposición, parece prudente rescatar ese sentido unitario del que tanto se habla, y no solo aquel que dicen ostentar los partidos, sino el que deben abanderar los venezolanos.

Poner los intereses del país por encima de los intereses propios es el planteamiento que muchos hacen a Copei, pero es también el que debe hacerse cada venezolano todos los días. 

Ventilar los problemas internos de un partido y manchar la imagen –sucia o no- de dirigentes políticos y toldas no resuelve los problemas que hoy aquejan a los venezolanos, y pareciera que aún con las encuestas a favor, los actores políticos juegan a la derrota electoral.

Si bien es preciso tener las cuentas claras para confiar en “el proyecto” de los que pretenden representar al pueblo desde curules de poder, también es preciso el esfuerzo conjunto por entendernos y no seguir mellando los consensos.

Copei se encuentra discutiendo sus diferencias, esperemos que el sentido unitario y de justicia que como venezolanos y además, como líderes políticos, están llamados a rescatar, prime y se traduzca en sensatez y justicia para que la tolda verde pueda en definitiva, generar esa confianza que tanto aclaman los venezolanos.

Categoría: Venezuela | Claves: Líos en Copei