En la indigencia también se consiguen sueños

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: La Verdad

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Maracaibo una de las ciudades calientes de Venezuela y que es representada por el buen humor de los “maracuchos”, hoy se ve abandonada y pasó a convertirse en una de las ciudades con menor calidad de vida, dijo el candidato a la gobernación Manuel Rosales.

Esa realidad se puede reflejar en las ruinas de una plaza populosa de la capital zuliana, donde deambulan cientos de personas y familias marginadas que viven en las calles, sufriendo discriminaciones y tratos crueles, según reseña La Verdad.

En esa ruta se consiguen personas que tienen un nombre, niños que sueñan con ir a una escuela y que expresan sus miedos al vivir en precarias condiciones.

Según han comentado ellos viven el rechazo de sus vecinos que los tildan de ladrones vagos y groseros, sin importar si son hombres, mujeres y niños, la escasa minoría suelen apoyarlos en algunos casos, sin discriminación alguna.

El tiempo que duran en un determinado lugar no está definido, puede ser un mes o un año, todo depende de la estabilidad del día.

Estos grupos se pueden ubicar por familias heterogéneas, unas con niños pequeños y a otras están incompletas porque les hace falta la presencia de un padre o una medre.

Para alimentarse recogen alimentos en la basura, limpian patios o caminan de un lado a otro pidiendo a las personas que pasan en la calle. Estas personas suelen cocinar a la luz de la luna en una fogata improvisada con leña o cartón.

Mientras que para bañarse, lo hacen en las fuentes o con potes de agua que sacan de las cloacas, y para sus necesidades fisiológicas, defecan en bolsas o en un matorral. Así viven estas personas en las ruinas de una plaza en Maracaibo.




Categoría: Sociedad | Claves: Indigencia Maracaibo