En los asilos también sufren por la falta de comida

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas Venezuela. Redacción Sumarium) – Ante la escasez de alimentos en el asilo Hogar San José de la avenida Sucre de Los Dos Caminos, Caracas, lo que queda es la fe, tal como lo presenta un letrero en la entrado del lugar: “Mi providencia y tu fe mantienen esta casa en pie”.

Según la publicación de El Nacional, un Sagrado Corazón de Jesús es lo primero que se ve al entrar al Hogar San José de la avenida Sucre de Los Dos Caminos. En su pedestal se lee una frase que da indicios sobre la labor que allí se realiza: “Mi providencia y tu fe mantienen esta casa en pie”.

Se trata de un ancianato fundado el 24 de septiembre de 1953, hace 62 años, por las Hermanitas de los Ancianos Desamparados. Esta congregación española tiene en la actualidad 5 sedes en el país: Valencia, Maracaibo, San Fernando de Apure, San Cristóbal y Caracas. En la capital 11 monjas se dedican a cuidar a 162 abuelos, y cuando se les pregunta cómo hacen para conseguirles el alimento, remiten al letrero de la entrada. “Además, nuestro santo padre dijo que nadie podía robarnos la fe y la esperanza”.

La hermana Pura, o sor Pura, como la llaman, es una de las encargadas de buscar la comida para los huéspedes. “Toca luchar, mijita, pues mucha gente de las que nos daban se ha ido, y ya no nos venden en grandes cantidades. Entonces hay que llamar primero para ver si tienen los productos y que nos digan cuándo podemos ir. A veces esperamos hasta 15 días. Cuando eso sucede, unas hermanas van a Antímano o a Catia, otras viajan hasta Santa Teresa del Tuy y un tercer grupo llega a Coche”.

“No tengo corazón para decirles a los abuelos que no hay qué darles”

La situación también es similar a las demás sedes. 




Categoría: Venezuela | Claves: Escasez de alimentos