En una caricatura, el drama de la diáspora venezolana

La realidad tangible y dolorosa de la numerosa emigración venezolana, subestimada por las autoridades, puede ser percibida con tan solo encuestar a cualquier grupo familiar en el país con las mayores reservas probadas de petróleo del mundo.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: Roberto Weil

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – El caricaturista Roberto Weil publicó un trabajo en el que expresa uno de los aspectos más dramáticos de la crisis que vive Venezuela, país de donde cada vez más ciudadanos emigran huyendo de una debacle económica y de índices alarmantes de inseguridad ciudadana e impunidad.

En la caricatura, se ve a un personaje ataviado de una camisa roja, gordo y con los bolsillos llenos de billetes verdes, taladrando el mapa del país bolivariano en su centro, del que caen pedazos señalados con la etiqueta “emigrantes”.

A propósito de este tema, el médico y dirigente político José Manuel Olivares lamentó este mismo sábado, sin referirse a la caricatura, la “cantidad de jóvenes emigrando a otros países, buscando una mayor oportunidad porque en Venezuela no hay“.

Por su parte, la internacionalista Glenda Vásquez lamentó, hace unos días, que despedir amigos “porque se van del país se ha vuelto una rutina“.

“Qué desgracia”, sumó.

“Hoy he visto ya como 4 publicaciones de amigos que dentro de poco se van de Venezuela. Es lamentable“, expresó por otro lado, la semana pasada, el tuitero @DannyTuit, que hace tiempo tomó la decisión de emigrar y vive en el extranjero.

Los anteriores son ejemplos de una realidad tangible y dolorosa, subestimada por las autoridades, que puede ser percibida con tan solo encuestar a cualquier grupo familiar en el país con las mayores reservas probadas de petróleo del mundo. Ya no es solo escasez, inseguridad e impunidad; la consecuente fuga de cerebros es una asignatura pendiente para Venezuela.