En Venezuela las huelgas de hambre son una protesta común

El Ovcs en su más reciente informe para Venezuela reveló que en el 2014 se reportaron 194 huelgas de hambre. 52 % más que el año anterior.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) En Venezuela las huelgas de hambre han sido una de las más claras expresiones para exigir derechos o rechazar acciones gubernamentales. En los últimos años algunas de estas han marcado el andar político, logrando llamar la atención de propios y extraños al país, coincidiendo en un mismo enfoque: garantizar los derechos humanos para el desarrollo de una sociedad.

Los estudiantes venezolanos son unos de los que más han protagonizado este llamado, muchos para exigir la atención del Ejecutivo en cuanto a solución de ciertos conflictos, aunque últimamente el rechazo a desmedidas políticas gubernamentales han llevado a que estas incrementen la lista, sumándose importantes actores políticos.

Tal es el caso de lo que ocurre en Venezuela, cuando se conoció el mensaje del líder político, Leopoldo López, quien junto a su compañero de prisión, Daniel Ceballos trasladado a una cárcel común en Guárico, iniciaron una huelga de hambre.

Las huelgas de hambre no son nuevas en el país, si bien algunas han sido tomadas en cuenta otras no han obtenido la atención requerida.

El coordinador general del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social, Ovcs, Marco Antonio Ponce, asegura que las huelgas de hambre son la expresión de una sociedad cansada de esperar. Las protestas de ese tipo reflejan la ausencia de respuestas efectivas a peticiones de ciertos sectores. La gente, dice, pasa por varias vías hasta que el desgaste la obliga a emprender acciones más radicales.

“La huelga de hambre es la más pacífica, pero, al mismo tiempo, la más agresiva de las manifestaciones, por los efectos que ocasiona en la salud. La sociedad venezolana está dando gritos”, afirma Ponce.

A continuación traemos para nuestros lectores una serie de casos donde la huelga de hambre fue una de las principales protestas:


sumarium

LA HUELGA DE HAMBRE DE ANTONIO LEDEZMA

Para el año 2009 el alcalde Metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, junto con un grupo de trabajadores, se mantuvo en ayuno durante seis días, hasta que logró la oportunidad de que alcaldes y gobernadores venezolanos pudieran acudir ante la OEA a pedir que esta instancia realizara un estudio jurídico de las condiciones del país. También fue escuchada su exigencia al Gobierno Nacional, era la entrega de los recursos económicos para cancelar las deudas de salarios que para el momento se tenía con trabajadores del ayuntamiento.

FALLECE FRANKLIN BRITO, SIN RESPUESTAS DEL GOBIERNO

Tenía 49 años de edad cuando Franklin Brito, productor agropecuario, falleció tras una especie de coma inducido que lo mantuvo en la terapia intensiva del Hospital Militar. Su protesta la realizó por la invasión y expropiación de sus tierras en el estado Bolívar, para el momento Brito exigía la indemnización por la medida adoptada por el Ejecutivo.

El 5 de junio había decidido agregar una huelga de sed, que comprometió sus riñones.

A medida que transcurrían los días su estado de salud agravaba, hasta que el 30 de agosto de 2010 murió en el Hospital Militar de Caracas. Los primeros informes señalan que sufrió un infarto.

El peso de Brito era de 38 kilos y su masa corporal no alcanzaba el 10%.

sumarium
sumarium

SIMONOVIS PASÓ CINCO DÍAS SIN ALIMENTARSE

El ex secretario de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía Mayor, Iván Simonovis, en el 2014 había emprendido una huelga de hambre que duró de cinco días, ante el retardo en la decisión de una medida humanitaria que su defensa ha solicitó dos años antes por las 19 patologías que padece y que le deterioraron su vida.

ANTONIO RIVERO PERMANECIÓ 16 DÍAS SIN INGERIR ALIMENTOS

El general retirado Antonio Rivero, líder del partido Voluntad Popular, fue detenido en el año 2013, acusado de instigación al odio y asociación para delinquir, posterior a ello inició una huelga de hambre que duró 16 días, acompañada de más de 50 horas sin ingerir líquido.

Levantó la medida de protesta “por el dolor de su madre, su fe cristiana y la mediación del Cardenal Jorge Urosa Sabino”.

sumarium
sumarium

ESTUDIANTE GERARDO CARRERO REALIZÓ HUELGA

El estudiante tachirense Gerardo Carrero, detenido en mayo de 2014 en el Sebin, realizó por 15 días una huelga de hambre por su libertad y la de todos los estudiantes detenidos hasta la fecha.

Carrero, coordinador Nacional de la organización “Jóvenes Venezolanos” fue privado de libertad por protestar pacíficamente en el campamento “Conciencia Nacional”.

El Defensor del Pueblo, Tarek William Saab, se atribuyó el levantamiento de esta manifestación.

PRESOS DE POLICHARALLAVE SE DECLARAN EN HUELGA DE HAMBRE

En febrero de 2015 los privados de libertad de algunas celdas de la Policía Municipal de Cristóbal Rojas, en Charallave, se sumaron a una huelga de hambre, ante la presunta violación de sus derechos por parte de los funcionarios y la falta de los servicios básicos.

sumarium
sumarium

EL CASO DE LA ORGANIZACIÓN JÓVENES VENEZOLANOS

En abril de 2014, estudiantes de la Organización Jóvenes Venezolanos, realizaron una huelga de hambre que duró más de 60 días. Los estudiantes permanecieron en las afueras de la ONU pidiendo que una comisión de esta misma organización atendiera sus peticiones en cuanto a inseguridad, inflación, escasez, alto costo de la vida, malos servicios públicos, y presunta violación de los DDHH.


El Ovcs en su más reciente informe para Venezuela reveló que el 2014 hubo un aumento de la protesta pacífica en Venezuela, “estableciendo un récord histórico en nuestra historia contemporánea”.

Según el estudio, el año pasado se reportaron 194 huelgas de hambre. 52 % más que el año anterior. La cifra más alta en los últimos cuatro años.

“Representantes del sector universitario, jóvenes integrantes de partidos políticos y personas privadas de libertad fueron quienes más usaron este tipo de protesta”, afirmó Marco Antonio Ponce.

Para el sociólogo Tulio Hernández, las huelgas de hambre “se han convertido en una protesta común. Eso lleva, a su juicio, a dos conclusiones. Una, que no hay un diálogo entre el Gobierno y la población. Dos, que no se han conseguido mecanismos menos drásticos para hacer reclamos. Esta situación habla de una sociedad encallejonada, sin salida”, indica.

Las protestas radicales pueden impulsar a la población a un estado de desesperación psíquica, afirma Hernández.