“En Venezuela no ha habido, ni habrá dolarización”

Los rumores de dolarización en el país vienen dados por el sindicato de trabajadores de Ford Motors.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela) – El presidente venezolano Nicolás Maduro Moros aseguró la noche de este martes que la moneda de circulación nacional seguirá siendo el bolívar y descartó la dolarización de la economía, luego de informaciones generadas desde el sector automotriz.

Nuestros recursos que ingresan al país con divisas seguirán siendo invertidos en vivienda, salud, alimento y educación

“Estoy en la fase de preparación para ir contra la guerra económica. Estamos estructurando los comandos populares y en su momento iremos más allá. Lo que si he observado es un enloquecimiento total desde Miami, del eje Miami-Bogotá-Madrid, desde Cúcuta atacan la moneda, desde Miami un portal de ultraderecha dirige un ataque tan burdo que ellos mismos se han vulgarizado; afortunadamente en Venezuela no ha habido, ni habrá dolarización, nuestra moneda orgullosamente seguirá siendo el Bolívar”, dijo Maduro en una entrevista telefónica en el canal público Venezolana de Televisión (VTV), pasadas las 7:30 de la noche.

Los rumores de dolarización en el país vienen dados por el sindicato de trabajadores de Ford Motors, que anunció este mes que los vehículos ensamblados en el país serán comercializados en dólares como consecuencia de la fuerte sequía de divisas que enfrenta la industria y para evitar la paralización total de las actividades de la ensambladora. El resto de las automotrices en el país estarían evaluando medidas similares junto al Gobierno.

“Nuestros recursos que ingresan al país con divisas seguirán siendo invertidos en vivienda, salud, alimento y educación. Cada dolarito que entra es para fortalecer la economía”, agregó Maduro en la entrevista, sin referirse en momento alguno a las ensambladoras.

En Venezuela, adicional al tema de los vehículos nuevos, que escasean en los concesionarios de todo el país, muchas viviendas y carros usados son vendidos en dólares estadounidenses al margen de la Ley y, bajo autorización gubernamental, la gran mayoría de los pasajes internacionales desde Venezuela son vendidos en esta divisa extranjera.