Francisco ofició una misa en el Madison Square Garden

El Papa previamente había visitado la escuela Nuestra Señora Reina de los Ángeles.

Francisco ofició una misa en el Madison Square GardenCrédito: AFP
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Nueva York, Estados Unidos. Agencias) – El papa Francisco dedicó la homilía de la misa que ofició en el Madison Square Garden de la ciudad de Nueva York a los “ciudadanos de segunda categoría”, los que “esconden el rostro” por carecer de derechos.

Crédito: AFP Live / Youtube

“Las grandes ciudades se vuelven polos que parecen presentar la pluralidad de maneras que los seres humanos hemos encontrado de responder al sentido de la vida en las circunstancias donde nos encontrábamos”, explicó el pontífice.

Pero agregó: “A su vez, las grandes ciudades esconden el rostro de tantos que parecen no tener ciudadanía o ser ciudadanos de segunda categoría”.

“En las grandes ciudades, bajo el ruido del tránsito, bajo ‘el ritmo del cambio’, quedan silenciados tantos rostros por no tener ‘derecho’ a ciudadanía, no tener derecho a ser parte de la ciudad”, agregó Jorge Mario Bergoglio.

Entre esos mencionó a “los extranjeros, los hijos de estos (y no solo) que no logran la escolarización, los privados de seguro médico, los sintecho, los ancianos solos, quedando al borde de nuestras calles, en nuestras veredas, en un anonimato ensordecedor”.

“Se convierten en parte de un paisaje urbano que lentamente se va naturalizando ante nuestros ojos y especialmente en nuestro corazón”, dijo Francisco.

PAPA Y SU ENCUENTRO CON NIÑOS E INMIGRANTES

El papa Francisco protagonizó el viernes por la tarde un emotivo encuentro con niños e inmigrantes latinoamericanos en una visita a la escuela católica “Our Lady Queens of Angel” de East Harlem.

El sumo pontífice argentino fue recibido por una multitud en la puerta de la escuela de este tradicional barrio desfavorecido de mayoría latina, y se tomó su tiempo para saludar y dejar que le tomen fotos.

Crédito: AFP Live / Youtube

Acompañado por el arzobispo de Nueva York Timothy Dolan, ingresó a un aula de la escuela donde lo esperaban responsables de varias escuelas y estudiantes, que comenzaron a cantar al verlo llegar.

Sonriente, Francisco se colocó la mano en la oreja para pedir a los niños que cantasen más fuerte, lo que provocó risas entre los presentes.

Entre los niños de las escuelas de la Arquidiócesis de Nueva York que se reunieron con el Papa estaban Benjamín Grassia, de 9 años, de padres argentinos, y Emely Rodriguez, de 8 de madre ecuatoriana y padre dominicano.

También se encontraba un niño musulmán, Essa Nahshal, de 7 años e hijo de yemeníes que asiste a la escuela Charles Barromeo, en el norte de Manhattan.

El pequeño Nahshal mostró a Francisco en una pantalla un proyecto en el que trabaja en su colegio, mientras el sumo pontífice lo tomaba de la mano.

A continuación el papa estuvo con menores inmigrantes no acompañados que reciben apoyo de Caridades Católicas, y que demostraron sus habilidades con un balón de fútbol, ante su atenta mirada.

Varios inmigrantes latinoamericanos se acercaron luego a Francisco y le entregaron obsequios, entre ellos un casco de obrero de la construcción.

La visita a la escuela fue la tercer actividad del viernes para Francisco en Nueva York, luego de su discurso en la ONU y un servicio interreligioso en el Memorial del 11 de Septiembre.

Crédito: AFP

Crédito: AFP

Crédito: AFP

Crédito: AFP