La petición a los obispos estadounidenses

Los cánticos como "Francisco, Francisco" y "Se ve, siente el papa está presente" se retomaron.

La petición a los obispos estadounidensesCrédito: REUTERS/Gary Cameron
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Washington, Estados Unidos. EFE) -El papa Francisco instó hoy a los obispos estadounidenses a trabajar para que “no se repitan nunca más” los “crímenes” de los que denominó “momentos oscuros” de los últimos años en la Iglesia en este país, sin citar explícitamente casos de abusos sexuales a menores.

Soy consciente del valor con el que han afrontado momentos oscuros de su recorrido eclesiástico sin temer autocríticas ni ahorrarse humillaciones y sacrificios

Jorge Mario Bergoglio habló de las “heridas” causadas y del “generoso empeño” a favor de las “víctimas” por parte de los obispos, a quienes dijo: “No he venido a juzgarlos o a impartirles lecciones”.

“Sé cuánto han pesado en ustedes las heridas de los últimos años”, añadió Francisco, quien elogió la generosidad con la que los obispos han trabajado para “curar” a las víctimas y por “continuar trabajando para que semejantes crímenes no se repitan nunca más”.

También les advirtió de que deben comportarse con valor y no dejarse “paralizar por el miedo” a pesar de reconocer que los miembros de la jerarquía de la Iglesia en Estados Unidos se encuentran a menudo en un territorio “hostil”.

Más temprano, el Pontífice fue recibido con aplausos y gritos de alegría de centenares de personas a su llegada a la Catedral de San Mateo Apóstol de Washington, donde se reunió con los obispos estadounidenses.

Lea también: El Papa Francisco visita la Casa Blanca y se reúne con Barack Obama

El papa llegó sobre las 15.45 GMT a la catedral de San Mateo en medio de la algarabía de un nutrido grupo de feligreses que se concentró desde primera hora en las calles aledañas, donde ondeaban las banderas blancas y amarillas del Vaticano.

“El papa es una persona muy agradable. Es como un abuelo”, dijo a Efe el obispo de la archidiócesis de Trenton (Nueva Jersey), David M. O’Connell, que antes de la reunión con el santo padre se acercó a saludar a las decenas de personas concentradas en las cercanías de la catedral.

“Espero que nos diga a todos el mensaje de Jesús: debemos de amarnos los unos a los otros”, añadió el obispo, que hace dos años pasó las Navidades en Roma con el papa Bergoglio, quien en este viaje visita por primera vez EE.UU.

Decenas de policías vigilaron la llegada del primer pontífice latinoamericano a la Catedral de San Mateo, conocida por ser la “iglesia madre” de la archidiócesis de Washington y jugar un papel clave en la vida católica de la ciudad.

“Estoy feliz de haber podido ver al santo padre”, dijo a Efe la colombiana Diva Brown, que vive en Baltimore (Maryland) y fue una de las primeras personas en colocar su silla de tela en una de las avenidas por las que pasó el pontífice para llegar a la catedral.

Anteriormente, el pontífice recorrió en su famoso papamóvil los jardines del National Mall, la gran explanada del centro de Washington, ante la atenta mirada de decenas de miles de personas.

“Esperamos que la visita del papa ayude a enviar un mensaje de amor y de solidaridad con los inmigrantes. La gente sin documentos en este país sufre muchísimo”, destacó Brown, a quien le encanta que el papa sea latinoamericano y hable español.

Fundada en 1840, la Catedral de San Mateo Apóstol ha sido testigo de gran cantidad de acontecimientos.

Durante su primera visita a Estados Unidos, en 1979, el papa Juan Pablo II celebró una misa en este templo y fue recibido por una gran multitud, que en esa ocasión pudo acercarse más.

El funeral del presidente John Kennedy, de religión católica, se celebró también entre las paredes de esta iglesia el 25 de noviembre del 1963, tres días después de su asesinato y en presencia de jefes de estado y de Gobierno de todo el mundo.

 Crédito: AFP  

Crédito: REUTERS/Gary Cameron

Crédito: REUTERS/Gary Cameron

Crédito: REUTERS/Gary Cameron

Crédito: EFE/Alex Brandon

Crédito: EFE/Alex Brandon

Crédito: EFE/Michael Reynolds

Crédito: REUTERS/Pool

Crédito: REUTERS/Mary F. Calvert

Crédito: REUTERS/Mary F. Calvert