Errejón, el “ferviente admirador” de la vida y obra de Hugo Chávez

En las campañas electorales de Podemos la referencia no es Venezuela, sino las socialdemocracias escandinavas.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Pablo Iglesias y su partido Podemos son unos de los más fuertes contrincante (el segundo en intención de voto) para las elecciones generales que se realizarán en España este domingo, por lo que la critica no deja de señalar las similitudes ideológicas que mantienen esta joven tolda política con el gobierno venezolano, actualmente sumido en una crisis general que agrava las condiciones de vida de sus habitantes.

Ante esto, el periodista Javier Chicote recodó en su columna publicada por el portal ABC de España, las declaraciones ofrecidas en 2014 por Íñigo Errejón, dirigente de Podemos, en el que revela la admiración por el expresidente venezolano, además de extrañarlo luego de “haberlo escuchado, admirado, escrito y tocado”.

AQUÍ EN TEXTO ÍNTEGRO

Errejón: «Chávez vive; la lucha sigue»

«A Chávez le debemos la recuperación de la política como un arte plebeyo y cotidiano. Le debemos la reivindicación de la democracia como tensión permanente, el socialismo como democracia sin fin». Así se arrancó Íñigo Errejón en un acto en Barcelona de homenaje a Hugo Chávez en marzo de 2014, cuando se cumplía un año de su fallecimiento.

Sus palabras fueron tan emotivas que Gabriela Chávez, la hija del «comandante», compartió el vídeo en su perfil de las redes sociales. Errejón aprovecha para criticar a los medios de comunicación españoles y pide que le apunten «en la lista de sus defensores». El número dos de Podemos concluye con una arenga: «Venezuela no está sola, en el sur de Europa necesitamos mucho de ese cálido viento latinoamericano. Chávez vive, la lucha sigue». Paradójicamente, en las campañas electorales de Podemos la referencia no es Venezuela, sino las socialdemocracias escandinavas.

Las hemerotecas y las videotecas están plagadas de loas de Errejón a Chávez, así como también de Juan Carlos Monedero y de Pablo Iglesias, al que le daba «envidia» como se vive en Venezuela.

Cuando Hugo Chávez murió, Íñigo Errejón publicó en varios medios un artículo titulado «Yo soy Chávez (o por qué esta vez tampoco se va del todo)», en el que se congratulaba de haber podido tocar a su ídolo y referente político.

«Se equivocan quienes le confían a la muerte las esperanzas de ganar lo que nunca pudieron con la seducción de mayorías. Duele mucho su falta, más después de haberle escuchado, admirado, escrito y tocado».

El secretario Político de Podemos y portavoz en el Congreso durante la fallida legislatura, se alegra de que Hugo Chávez «se muere habiéndose sembrado».

«Chávez ha cambiado ya Venezuela y América Latina»

, añade. El país que gobernó Chávez, uno de los más ricos del mundo en recursos naturales, está actualmente sumido en una profunda crisis alimentaria, energética, política y de violencia.

«Oligopolio mediático»

Pese a esto, Errejón quería más chavismo después de Chávez y criticaba a los medios de comunicación que proponían una transición: «Desde el oligopolio mediático español —el abanico de medios concentrado en pocas empresas que el liberalismo llama libertad de expresión— apenas podían contener la excitación imaginando transiciones y tábulas rasas en Venezuela».

El rostro de Íñigo Errejón es uno de los fijos del «oligopolio mediático español», en cuyas televisiones nació, se cimentó y prosperó el fenómeno Podemos hasta ser hoy el segundo partido en intención de voto para las elecciones del domingo.




Categoría: Mundo