Es “prácticamente una ironía” hablar de democracia en Venezuela

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- El abogado Pedro Nikken, expresidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) afirmó que el gobierno venezolano ha utilizado la democracia para establecer una dictadura.

“En Venezuela, formalmente, lo que hay es un gobierno electo, elección que fue discutida, pero elección al fin. Democracia y gobierno electo normalmente van de la mano, es lo característico, pero en la realidad no necesariamente es así”, señaló Nikken a Prensa Unidad Venezuela según nota de prensa.

Recalcó que el Estado de Derecho “no existe si no hay una verdadera separación e independencia de los Poderes Públicos; si no existe el apego del gobierno y del poder a la ley, si el Presidente está gobernando por decreto desconociendo al órgano legislativo, realmente hablar de democracia en Venezuela sería, en este momento, prácticamente una ironía”.

En este sentido, aseveró que en Venezuela rige actualmente “una dictadura con vocación totalitaria porque su propósito es que nadie pueda pensar de una manera distinta a la que piensa el gobierno”, como muestra -dijo- está el hecho de que ante todo indicio de que el Gobierno perdería el referendo revocatorio “ya no es bueno consultar al pueblo”.

“Venezuela, no lo dudo, es un caso paradigmático en el cual, a través de la elección popular, se ha establecido un régimen autoritario, un régimen con vocación totalitaria, un régimen despótico que desconoce los valores fundamentales de la democracia y los derechos humanos, tanto civiles y políticos como económicos, sociales y culturales”, resumió.

Criticó que “la situación económica y social es terrible” y que el gobierno “no toma ninguna medida” en orden de sus funciones: “A veces pareciera que lo único que funciona es el aparato represivo”.

Al respecto, agregó que “el gobierno venezolano tiene las peores credenciales que ha tenido un gobierno en materia derechos humanos en más de medio siglo”; y que por eso son las muestras de solidaridad con Leopoldo López.

“López se ha convertido en el paradigma de las víctimas de las violaciones a los derechos civiles y políticos, a la libertad, al derecho a disentir, al derecho a expresarse libremente y al derecho a un juicio justo que ha sido brutalmente ultrajado por el Estado”, añadió.