Para Toro Hardy, es una “soberana estupidez” la venta de Chalmette

"Pdvsa llegó a tener 9 grandes refinerías en Estados Unidos, se ha desprendido de varias de ellas, se ha desprendido de oleoductos, poliductos que atravesaban la nación norteamericana de sur a norte"

Para Toro Hardy, es una “soberana estupidez” la venta de ChalmetteEl economista cree que la decisión le hace un "gran daño" al país. Crédito: Alex Urbina / Sumarium
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) El economista Toro Hardy piensa que es una “estupidez soberana” la venta de la participación del 50% de Pdvsa de la refinería Chalmette en Estados Unidos.

Hardy, que también fue miembro del directorio de Petróleos de Venezuela, explicó que en su gestión en el holding hidrocarburífero, entre 1996 y 1999, Chalmette era una instalación con capacidad de refinar 190 mil barriles diarios de petróleo. “Muy flexible en el proceso de crudos pesados y livianos, contaba con poliductos que eran capaces de llevar los productos que allí se generasen y conectarlos con el oleoducto colonial, que era también copropiedad de Pdvsa, y por ahí se les iba a dar salida con la inmensa red de estaciones de servicio que poseía Citgo, la cual pertenecía 100 % a Pdvsa, surtiendo el 10 % del mercado interno de gasolina de Estados Unidos”, señaló.

Cree que se le hace “un gran daño” al país con esta decisión: “Pdvsa llegó a tener 9 grandes refinerías en Estados Unidos, se ha desprendido de varias de ellas, se ha desprendido de oleoductos, poliductos que atravesaban la nación norteamericana de sur a norte, a lo ancho del golfo de México, donde estaban instaladas las refinerías; ya no tenemos las 15 mil estaciones abanderadas con la marca Citgo – si acaso deben quedar unas 4 mil”.

“De manera que era una integración perfecta: sacábamos el crudo extrapesado de la Faja del Orinoco, lo procesábamos en Jose, con esa gran planta, y de allí lo íbamos a llevar a la refinería de Chalmette, y de ahí a la distribución en forma de productos en estaciones de servicio. Es decir, desde los crudos extrapesados de los yacimientos de la Faja del Orinoco a los tanques de gasolina de los automovilistas norteamericanos. Eso funcionó muy bien”, destacó.

Estima que esto es solo el principio ya que otro arbitrajes internacionales están “en fila india” ya que se perderán bajo el mismo argumento.

“Estamos en un problema muy grave: no solo se ha dañado profundamente la industria petrolera venezolana, no solo se ha dañado gravemente nuestro potencial de refinación en EE UU y las posibilidades de colocar crudos extrapesados en el mercado más grande del mundo, sino que ahora toda la influencia de Exxon Mobil en favor de Guyana nos pone en riesgo también porque no sabemos qué va a ocurrir en esa zona en reclamación, particularmente con aguas que siempre se habían considerado venezolanas y donde ahora se ha conseguido petróleo”, manifestó.

Categoría: Economía | Claves: Exxon Mobil