Escalofriantes detalles de cómo asesinaban en una cárcel de Bogotá

“Primero le metían corriente a la gente. Al que no moría en los tanques de la corriente lo sacaban y lo desaparecían en canecas de aguamasa (sobras de comida)”, declaró un exparamilitar postulado a la Ley de Justicia y Paz.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – Investigan a una cárcel de Colombia. La Fiscalía inició investigaciones por la desaparición y el descuartizamiento de por lo menos cien personas en la cárcel La Modelo de Bogotá.

Según la publicación de Semana.com se conoció la declaración de un exparamilitar postulado a la Ley de Justicia y Paz, en la que relató los detalles de esta escabrosa práctica criminal.

Su nombre se mantiene en reserva y su testimonio puede resultar escandaloso y afectar la sensibilidad de los lectores. Semana.com lo publica por considerarlo de interés público y por tratarse de un testimonio clave acerca de uno de los más nefastos episodios de la degradación del conflicto en el país.

Ecuche el audio de la entrevista realizada por Semana.

El postulado narró, sin el mínimo asomo de pudor, la forma como torturaban a las víctimas: “Primero le metían corriente a la gente. Al que no moría en los tanques de la corriente lo sacaban y lo desaparecían en canecas de aguamasa (sobras de comida)”.

Cuando el fiscal quiso ahondar en los detalles, este explicó que “los picaban, degollaban, ahorcaban, eran envenenados o atacados a cuchillo”.

El desmovilizado afirmó que los hechos fueron de dominio público, aunque no daban la magnitud real de la macabra situación. “Eso hubo un revuelo a nivel nacional, me acuerdo tanto que eso salió por las noticias. El Inpec tenía un contrato con un señor de Soacha, de unas marraneras. Eso fue muy mencionado para el 2001, cuando encontraron un marrano chilingueando con una mano, este señor llamó a la prensa y eso fue noticia”.

Afirmó que para esa época se confirmó que los restos humanos provenían de las sobras de comida en la Cárcel Nacional Modelo y “por eso los marranos se engordaban tanto”, apuntó.

El exparamilitar destacó que sólo los grandes jefes eran asesinados con disparos. “El que se moría con arma de fuego era miembro de las Autodefensas o era un duro que dejaban tener armamento ahí. De resto, capturaban a cualquier persona en la calle y ya estaba la orden de matarlo. Entonces se lo llevaban y lo desaparecían”.

Sobre las víctimas señaló que muchas eran personas que tenían deudas pendientes con los jefes de las AUC.

Estas declaraciones son la pieza clave en las investigaciones que adelanta la Fiscalía. Según los investigadores del caso, bajo esta modalidad habrían desaparecido a decenas de personas en al menos cuatro cárceles del país entre los años 1999 y el 2001. Las autoridades no descartan que existan más casos posteriores.

“Las personas desaparecidas serían reclusos, visitantes y personas ajenas al penal, cuyos restos fueron arrojados por la red de alcantarillado de la cárcel”, señaló el miércoles la directora de Fiscalías Nacionales Especializadas, Caterina Hyeck.

Categoría: América Latina | Claves: Colombia