Entre escasez y violencia, la difícil tarea de ser maestro en Venezuela

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- La profesora Luisa Pernalete asegura que los educadores “enfrentan muchas dificultades para ejercer su carrera”. “Las más graves” son la escasez de alimentos y la violencia en las escuelas y liceos.

“No sé cuál es peor”, dudó Pernalete, quien tiene 45 años ejerciendo su profesión, aunque indicó que el principal es el desabastecimiento de alimentos, ya que muchos padres han dejado de llevar a sus hijos a las escuelas porque no les han podido dar comida.

Asimismo, destaca el incremento de la violencia en las instituciones educativas en los últimos años. “Nosotros tenemos educadores que han sido atracados varias veces durante el año escolar, y además, cuando llegan a la escuela, se enteran de que también esta ha sido robada”, dijo al equipo de Prensa Unidad Venezuela.

Pernalete, quien también es una de las fundadoras de Fe y Alegría, lamenta la violencia que se registra en el interior de los planteles. A su juicio, “no ha sido debidamente enfrentada por las autoridades”.

“Y menos con la reforma de la Ley Orgánica de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, que aumenta la edad para que sean sancionados. Entonces ¿qué hacemos con los chamos de 12, 13 y 14 años? Eso no sería problema si hubiese programas para su recuperación”, expresó.

“El día del maestro es bien complicado”, apuntó.

Si hay violencia en la comunidad, habrá violencia en la escuela; si hay escasez algunos niños dejarán de ir porque no han comido”, analizó. “Para ser maestro hoy se necesita muchísima vocación”, dijo.

La profesora aseguró que no ha recibido respuestas del nuevo ministro de Educación Elías Jaua, luego de haberle enviado una carta en la que le pide que se dirija a un centro educativo en autobús y sin escoltas, para que converse con su director sobre las actividades que desempeña.

SIN AUMENTO

El presidente de la Federación Venezolana de Maestros (FVM), Orlando Alzuru, detalló al equipo de Prensa Unidad Venezuela que hasta la fecha no han recibido el aumento del salario mínimo en un 17%, establecido en la convención colectiva y que debía ser pagado a partir del pasado mes de octubre.

“Consideramos agotada la vía del Ministerio de Educación y dado que el antiguo ministro no quiso reunirse con nosotros, presentamos una querella ante el Ministerio del Trabajo para que sea el árbitro y decida quién tiene la razón”, resaltó.

Pérez destacó que Jaua le debe “meter el ojo al Ipasme”, entre otros asuntos que tiene que resolver, además de la convención colectiva.

“Hoy por hoy la seguridad social de los educadores es paupérrima, porque el Ipasme no está dando respuestas ni en salud, ni en materia crediticia, ni habitacional, ni en recreación ni en turismo”, comentó.

“Es un instituto que está colapsado. Han pasado 15 juntas administradoras en 17 años, una peor que la otra. De las 64 unidades médico-odontológicas que hay en el país, funcionan alrededor de 12 o 15 de forma más o menos regular”, indicó.




Categoría: Venezuela | Claves: Día del Maestro