España desafía a su maldición de blanco ante Italia

Un 20 de junio, de blanco, la Roja fue eliminada en la fase de grupos (1-0). Desde entonces, nunca había encajado un tanto en una fase final europea. Ahora, desafía su maldición.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Crédito: AFP

(Saint Martín de Ré, Francia. EFE).- La selección española volverá a vestir de blanco en los octavos de final de la Eurocopa 2016, el lunes en Saint Denis ante Italia, el color con el que encajó ante Croacia, doce años después, una derrota en una fase final europea y con el que vivió en el pasado dolorosos momentos.

España tendrá la oportunidad de cambiar la historia y lo que comienza a ser una maldición jugando de blanco. Incluso la equipación diseñada por Adidas para la Eurocopa 2016 no se pudo estrenar el día planificado. En noviembre de 2015 se tenía que haber jugado un amistoso en Bruselas ante Bélgica. Fue suspendido por el alto riesgo de atentado.

Hubo que esperar a ver por primera vez a España con su nueva segunda equipación blanca y con detalles en triángulos rojos y amarillos, precisamente en un encuentro ante Italia.

UN SOLO TRIUNFO CON LA CAMISETA BLANCA ACTUAL

Fue a finales de marzo de 2016, en un amistoso en el Dacia Arena de Udine que acabó con empate a uno gracias a un partido salvador de David de Gea y al gol de Aritz Aduriz en su regreso a la selección.

El único triunfo con la camiseta blanca actual se produjo en un amistoso de preparación de la Eurocopa de Francia, disputado ante Bosnia en Saint Gallen que acabó 3-1.

Sin embargo, la puesta de largo oficial de la nueva equipación empujó a España a un reencuentro con su maldición. El tanto de Croacia a tres minutos del final en el estadio de Burdeos remontaba el partido y mandaba a los internacionales españoles a la parte dura del cuadro del torneo, en el que se encuentra en octavos con Italia y en el camino le esperan Alemania, Francia o Inglaterra.

En el pasado, capítulos dolorosos se recuerdan de blanco. La marca que viste a la selección española, Adidas, había cambiado el color de la segunda equipación en los últimos grandes torneos. En 2008 desafío al gusto de Luis Aragonés y vistió con un dorado que se acercaba a su temido amarillo. Así se ganó a Grecia en el tercer partido del grupo (2-1) y se goleó a Rusia en semifinales (3-0).

LA FIFA EXIGIÓ UNA UNIFORME CLARO

En 2010 pasó a ser azul marino y dos años después, celeste. Ya en 2014 se apostó por el negro, pero la FIFA exigió una equipación clara y se improvisó con una blanca que dejó otro mal recuerdo.

España arrancó el Mundial de Brasil poniéndose por delante frente a Holanda y acabó goleada en uno de los partidos más dolorosos de la era Del Bosque (1-5).

Para el recuerdo había quedado la inolvidable imagen de la eliminación de España del Mundial de Estados Unidos 1994, con Luis Enrique manchando de sangre la camiseta blanca tras un codazo de Mauro Tassotti, en la derrota ante Italia que la dejaba a las puertas de semifinales (2-1).

O la España de blanco ante Nigeria, en el Mundial de 1998, el día del error del portero Andoni Zubizarreta ante un disparo que iba fuera de Lawal y una sonrojante derrota (2-3).

El último revés de España en una Eurocopa, hasta el sufrido ante Croacia, se produjo frente a Portugal en 2004. Un 20 de junio, de blanco, la Roja fue eliminada en la fase de grupos (1-0). Desde entonces, nunca había encajado un tanto en una fase final europea. Ahora, desafía su maldición.