Esta ballena tiene 45 años viviendo en el tanque más pequeño de EE UU

Las orcas confinadas en tanques que tienen aguas cristalinas y poca o ninguna sombra a menudo experimentan dolorosas quemaduras por el sol y ampollas.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

A pesar de que las instalaciones de Sea World son gigantescas, Lolita está confinada a un pequeño tanque. Crédito: Semana Sostenible

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium).- Cuando solo tenía 4 años, la ballena Lolita fue capturada en el océano durante la mayor “caza” de orcas salvajes en la historia. Por solo USD 6.000, fue vendida al Miami SeaWorld para ser confinada para el “entretenimiento” humano.

La ballena ha vivido 45 años en cautiverio, ganando dos títulos: ser la ballena más vieja en cautiverio y ser la orca que vive en el tanque más pequeño del mundo, señala Semana Sostenible.

El tanque en el que Lolita vive, viola el tamaño mínimo requerido por la Ley de Bienestar Animal, además, no tiene cobertizo donde pueda encontrar alivio al sol ardiente de Miami. Las orcas confinadas en tanques que tienen aguas cristalinas y poca o ninguna sombra a menudo experimentan dolorosas quemaduras por el sol y ampollas.

Desde hace varios años el movimiento por sacar a Lolita de su tanque ha crecido. Tanto así que hasta el alcalde de Miami Beach, Phillip Levine, se ha unido a la cruzada de sacarla del tanque más pequeño del país.

Su familia, la población de orcas residentes del sur, ha sido clasificada como especie en peligro y el gobierno ha acordado con PETA y Animal Legal Defense Fund que Lolita debe ser incluida en la lista de su familia en la Ley de Especies en Peligro y recibir la misma protección contra cualquier daño. Esta inclusión abre la puerta para su liberación del Miami Seaquarium y el regreso a su hogar en el océano.

A comienzos de 2015, SeaWolrd abrió un nuevo espectáculo con leones marinos en el que estos danzan para el público. “Danzar nunca será algo natural para un león marino y claramente no es una muestra de que en SeaWorld le enseñe a sus entrenadores o al público respeto por la vida marina y sus hábitos naturales”, dijo la ONG “Sea Shepperd” a través de varios representantes.

En febrero de este año una ballena beluga de nombre Nanuq murió en una de las instalaciones de SeaWorld por una pelea con otra ballena. Este comportamiento no es usual en mar abierto donde los animales tienen el espacio suficiente para ocupar su propio territorio.

Categoría: Sociedad