Esta es la historia del sueco que fue asesinado por las Farc

En el cráneo del sueco existían lesiones de un proyectil de arma de fuego.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

Jan Philip Braunisch. Crédito: semana.com

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – El hallazgo del cuerpo de Jan Philip Braunisch, en las selvas del Chocó cerca de la frontera con Panamá, conmocionó a Suecia la semana pasada.

El sueco, quien desapareció en 2013, era un joven experto en viajes de aventura y especialista en Matemática que estaba haciendo una travesía que pretendía recorrer nueve países en tres meses y que lo llevaría desde Colombia hasta Centro América.

“Estoy en Riosucio ahora, en el río Atrato. A partir de aquí no está lejos Panamá. Hay supuestamente muchos caminos de aquí a Panamá. Ya veremos cómo va”, fue lo último que escribió el joven el 15 de mayo de 2013 en su blog.

Desconcertados por el paso de los días, su esposa Shiwen Gao viajó hasta Colombia para investigar la desaparición de su pareja, mientras su familia utilizaban las redes sociales para conseguir información de su paradero, según lo reseñado en el portal web semana.com.

“Edad 27 años, 1,86 metros, 60 kilos aproximadamente, camiseta verde, shorts azul oscuro, sandalias, lentes, mochila pequeña. Habla poco español”, fueron algunos de los datos que estaban escrito en los carteles que repartieron en la zonas cercanas a Riosucio. Sin embargo, el único dato concreto que tuvieron fue que en la zona en donde estaba Jan era una ruta de traficantes de droga y tenía una gran presencia del frente 57 de las Farc.

Testigos señalaban que al momento de desaparecer, Jan Philip Braunisch se econtraba en una embarcación que fue interceptada por miembros de la guerrilla que revisaron los equipajes y encontraron un GPS y varios mapas de rutas en el maletín del sueco.

Los guerrilleros creyeron que se trataba de un espía o un miembro de alguna agencia extranjera por lo que lo acusaron de estar haciendo inteligencia en la zona y se lo llevaron.

A cumplirse dos años de su desaparición, miembros de la Comisión de Paz de las Farc en La Habana entregaron al Comité Internacional de la Cruz Roja la ubicación exacta del cuerpo del joven que fue recuperado el pasado 21 de mayo.

“Estaba enterrado en una comunidad indígena de muy difícil acceso”, dijo un investigador en la capital chocoana.

Tras realizarle las pruebas de ADN en Bogotá, los forenses corroboraron la identidad del sueco y descubrieron que el cráneo estaba fragmentado y que existían lesiones de proyectil de arma de fuego.

Categoría: Mundo | Claves: Colombia Farc Suiza