“Estaciones de servicio alternativas” en Táchira venden combustible 160 veces más caro

El economista Asdrúbal Oliveros comentó a la AFP que la medida revela que "el tema del contrabando sigue siendo muy fuerte, aunque la frontera con Colombia está cerrada y el gobierno intenta paliar la situación subiendo un poco el precio

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. AFP).- El gobierno venezolano habilitó estaciones en el estado Táchira (frontera oeste con Colombia) para vender gasolina 160 veces más cara de lo que vale en el resto de su territorio, una medida que según un experto busca paliar el contrabando de su subsidiado combustible.

Desde el pasado lunes, en las llamadas “estaciones de servicio alternativas” se vende el litro de gasolina de 91 octanos a 160 bolívares (25 centavos de dólar a la tasa oficial más alta), mientras en el resto de Venezuela cuesta un bolívar (0,0015 dólares).

En tanto, el combustible de 95 octanos, que cuesta 6 bolívares por litro (0,009 dólares), se expende a 180 bolívares (28 centavos de dólar) en las cuatro estaciones que, según la estatal petrolera Pdvsa, inauguran este “nuevo modelo de expendio”.

Tras la entrada en vigencia de los nuevos precios, se empezaron a registrar largas filas en las estaciones que venden gasolina a precio regulado, donde se restringe el expendio a un cupo mensual a través de un chip asignado a cada vehículo, constataron reporteros de la AFP.

“En los últimos días pudimos surtir sin ningún problema, pero desde el domingo en la tarde se volvieron a hacer largas colas”, contó a la AFP Irma Torres, trabajadora de una entidad bancaria, quien aseguró que no puede costear el nuevo precio.

“Mi sueldo no alcanza si me voy a echar gasolina en esas bombas. O como yo, o le pongo gasolina cara a mi carrito”, añadió. Llenar un tanque de 40 litros puede costar 6.400 bolívares, frente a un salario mínimo de 15.051.

En contraste, las estaciones alternativas permanecen vacías. El empleado de una de esas gasolineras contó que apenas unos 15 vehículos se han surtido allí en los últimos tres días.”Son viajeros de otros estados que abastecen, pero sin llenar el tanque para no hacer tremenda cola”, dijo.

EL CONTRABANDO

El economista Asdrúbal Oliveros comentó a la AFP que la medida revela que “el tema del contrabando sigue siendo muy fuerte, aunque la frontera con Colombia está cerrada y el gobierno intenta paliar la situación subiendo un poco el precio”.

El bajo costo de la gasolina en Venezuela es un incentivo para contrabandistas que compran ahí el combustible y lo venden mucho más caro en el país vecino.

Un galón de gasolina corriente en la ciudad colombiana de Cúcuta (3,8 litros) cuesta unos 5.600 pesos (1,8 dólares).

El presidente Nicolás Maduro ordenó cerrar la frontera hace casi un año tras un ataque de supuestos paramilitares colombianos contra una patrulla militar venezolana.

Aunque el mandatario socialista anunció en febrero pasado un incremento de 1.328,5% para la gasolina normal y de 6.085% para la súper, la nafta venezolana sigue siendo la más barata del mundo.