Estremecedoras declaraciones del padre de una de las víctimas del Emil Friedman

" Hay padres que son chavistas y otros que son opositores. Pero eso no influye en la realidad de lo que estamos denunciando y por lo que queremos luchar. Nuestros hijos fueron abusados y queremos que se haga justicia".

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – A casi dos meses y medio de iniciarse las investigaciones por casos de presunto abuso sexual contra estudiantes del Colegio Emil Friedman por parte del profesor de natación Richard Marín Torres, el padre de una de las víctimas relató a Runrun.es su versión.

El hombre rompió el silencio luego de conocer las reacciones de la opinión pública cuando la Corte de Apelaciones de Caracas le dio libertad plena al otro profesor de natación, Juan Carrillo, por no encontrar elementos que lo vinculen con el caso. “Muchas personas se preguntaron ¿quién va a repararle los daños que sufrió el entrenador que es inocente?, pero nadie se preguntó por los daños emocionales que han tenido los niños víctimas de abuso sexual”, sostuvo.

De acuerdo con la periodista Angélica Lugo, el representante dijo que los niños han referido que el entrenador los tenía amenazados con hacerle daño a sus padres si comentaban algo. Aunque todos los hijos del hombre se han graduado en el Colegio Emil Friedman, retiró al más pequeño pues, asegura, las autoridades de la institución “no han sido claras”.

A continuación las declaraciones concedidas a Runrun.es:

¿Cómo supo que su hijo fue víctima de abuso sexual?

“Yo estaba en negación. No lo quería admitir. Pero los fiscales del Ministerio Público insistieron varias veces en que hablara con mi hijo, pues al ser mencionado por la primera víctima de abuso sexual, posteriormente el niño fue interrogado por funcionarios del Cicpc y le dijo a los funcionarios cómo era abusado por el profesor. Cuando vi sus declaraciones reflejadas en el expediente decidí hablar con él y fue allí cuando, asustado, me confesó todo. Desde entonces abrí los ojos y denuncié. Quiero paz para mi hijo, que se haga justicia”.

¿Ustedes nunca se dieron cuenta que su hijo estaba siendo abusado?

“El profesor es un pederasta muy astuto, que llevaba a los niños a un punto de competitividad máximo y les daba un premio para distinguirlos con las caricias y actos de manipulación sexual que les hacía. Llegó a formar a una especie de niños élites. Les creó un mundo paralelo y los seducía paulatinamente para tener control sobre ellos. A través de uno de los niños, que es el más introvertido, llegaba a las otras víctimas. Los niños han contado que el entrenador era muy duro, les exigía hacer una cantidad de brazadas y patadas en la piscina y después los premiaba con besos y caricias. Pero además, los tenía amenazados con hacerle daño a sus padres si comentaban algo”.

¿En su hogar no se percataron de algunos cambios en el comportamiento del niño?

“Sí lo llegamos a ver más introvertido. Pero, como te digo, el entrenador logró que ellos tuvieran un mundo paralelo. Sabía cómo seducirlos para que no se sintieran amenazados. Luego que nos enteramos de todo, pudimos descifrar el porqué de los cambios en el comportamiento del niño. Tenía cambios de humor. A veces era agresivo y, en otras ocasiones, reservado. Pero cuando se destapó todo se acentuaron sus cambios de humor”.

¿Por qué retiraron al niño del colegio si no lo tenían planificado?

“El colegio no ha sido claro, no termina de deslindarse del tema. En principio, y nos consta, la institución pagó los gastos de los abogados que defienden al profesor Richard Marín. No quería retirar al niño del colegio porque todos mis hijos se han graduado allí y siempre he estado involucrado con la comunidad escolar, pero nunca esperé que la institución no iba a asumir el error que se cometió dentro del plantel educativo, porque aquí hay una verdad que no se puede ocultar: tres niños de 5, 6 y 7 años de edad fueron abusados sexualmente dentro de la institución, ¿qué está haciendo el colegio al respecto? Las autoridades no han sido claras”.

Personas vinculadas con la institución insisten que es imposible que un niño sea abusado en el colegio

“Pero ocurrió. El profesor abusaba de los niños en el baño del área de la natación, en donde no había cámaras de seguridad y en donde tampoco ingresaban las profesoras. De hecho, en las cámaras del día 28 de junio se ve que una de las víctimas estuvo fuera del salón varias veces por lapsos de 15 minutos y que incluso no asistió a una actividad. ¿Qué hicieron las maestras para evitar ese hecho? Ese día por poco le quitaron la venda al profesor cuando una señora de limpieza ingresó al baño, por eso es que no logró limpiar la evidencia de semen que luego fue hallada en la ropa interior de una de las víctimas”.

¿Usted conocía a los padres de los otros niños?

“No. Nos conocimos al enterarnos que nuestros hijos fueron abusados. Ha habido algunas matrices de opinión para desviar a la opinión pública y que, sin duda, abruman. Hay padres que son chavistas y otros que son opositores. Pero eso no influye en la realidad de lo que estamos denunciando y por lo que queremos luchar. Nuestros hijos fueron abusados y queremos que se haga justicia”.




Categoría: Venezuela | Claves: Caso Emil Friedman