Europa se apura en seducir a última hora los corazones británicos

El tabloide alemán Bild, el más leído en el país, prometió el jueves reconocer finalmente "el gol de Wembley" del Mundial de Fútbol de 1966.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(París, Francia. AFP) – Desde reconocer un gol polémico del Mundial de 1966 hasta cruasanes recién horneados, pasando por un malo para las películas de James Bond, los países europeos lanzaron una creativa operación seducción de última hora para que los británicos continúen en la UE.

Lea también: Permanecer o no en la Unión Europea, la decisión que toman hoy los británicos

A continuación, las mejores ofertas de los países europeos para conquistar los corazones británicos.

1966 Y ‘EL GOL DE WEMBLEY’

El tabloide alemán Bild, el más leído en el país, prometió el jueves reconocer finalmente “el gol de Wembley” del Mundial de Fútbol de 1966, cuando un disparo al larguero del delantero inglés Geoffrey Hurst rebotó en la línea de gol y supuso el empate a dos en el último minuto entre Inglaterra y la Alemania Federal. En el tiempo de descuento, los ingleses se impusieron por 4-2, convirtiéndose en campeones del mundo.

Además de dejar de cuestionar el gol, que los alemanes consideran que no entró, Bild también prometió que “acabarán con las bromas sobre las orejas del príncipe Carlos“, “dejarán de utilizar protección solar por solidaridad por sus quemaduras solares”, “jugarán sin guardameta en la próxima tanda de penaltis [contra Inglaterra] para hacerlo más excitante” y “ofrecerán a un malo para las próximas películas de James Bond”.

Después de décadas de una guerra de baja intensidad entre turistas británicos y alemanes (quienes suelen coincidir bajo el sol español), a partir de ahora los ciudadanos germanos utilizarán sus toallas para reservar los mejores sitios de las piscinas para sus amigos británicos.

Todo ellos, por su puesto, si los británicos votan por quedarse en la UE.

‘OPERACIÓN CROISSANT’

Los seguidores franceses de ‘Reino Unido en Europa’ tenían previsto entregar a los pasajeros de la estación de trenes londinense de King’s Cross cruasanes (un bizcocho dulce) recién horneados en París y transportados a Londres con el Eurostar.

Pero la audaz ‘Operación Croissant’ se frustró cuando la policía británica intervino, citando las leyes que prohíben a los militantes suministrar alimentos a los votantes durante la campaña electoral, ya que podría modificar el resultado.

En su lugar, los motivados 15 jóvenes voluntarios franceses entregaron postales con mensajes escritos a mano por ciudadanos franceses. “La única cosa por la que nosotros, los franceses, no nos ponemos en huelga es el amor”, escribió Marie, una parisina de 15 años.

‘BITTE GEHT NICHT!’

El semanario alemán Der Spiegel hizo la semana pasada un inequívoco llamamiento bilingüe a Reino Unido para que siga formando parte de la Unión Europea.

Sobre una bandera británica en portada, Der Spiegel escribió “Bitte geht nicht!” en alemán, que amablemente tradujeron para los ingleses monolingües “Please don’t go!” (¡Por favor, no se vayan!).

El tabloide polaco Fakt se hizo eco el jueves de este sentimiento, escribiendo en portada las palabras “Britons! Stay with us” (¡Británicos! Quédense con nosotros).

DINAMARCA TAMBIÉN ODIA A LA UE

El diario danés Berlingske no se anduvo con rodeos el jueves, cuando publicó una puerta pintada con la bandera de la UE cerrándose de un portazo tras la salida de un hombre con un sombrero y un paraguas, arrancando su traje de la Union Jack y dejándolo medio desnudo.

“Como nación, en Dinamarca entendemos vuestro escepticismo con la UE, quizás mucho mejor que cualquier otro país. Hemos votado ‘no’ tres veces – 1992, 2000 y 2015 – pero nunca salimos”, escribió el diario ultraderechista.

CARA Y CRUZ

El diario de izquierdas francés Libération publicó el jueves una edición “reversible”, con las palabras “Qui est in?” (¿Quién está ‘in’?) impresas en portada sobre el rostro de un hombre pintado con la bandera británica y la europea. En la contraportada, el mismo hombre aparece sólo con el rostro pintado con la Unión Jack -bandera británica- y la pregunta sobreimpresa “Qui est out?” (¿Quién está ‘out’?).

La sección “In” (dentro) del diario está compuesta de un editorial contra el Brexit del dominical británico The Observer, de cinco razones para seguir en la UE, una semblanza de David Cameron y un artículo de Leicester, presentada como la ciudad más cosmopolita de Reino Unido.

La sección “Out” (fuera) contenía por su parte un perfil del líder pro-Brexit Boris Johnson, cinco razones para marcharse del bloque y un artículo del antiguo corazón minero del sur de Gales, donde la campaña por la salida tuvo buena acogida.

UN EJEMPLO LUMINOSO

Algunos monumentos de Europa aparecieron iluminados con una gran Union Jack, entre ellos el complejo cultural Quariter de Viena el miércoles por la noche y el Palacio de la Cultura de Polonia, un imponente edificio de la época soviética, un día antes.

El ayuntamiento de Madrid se iluminó con los colores de la bandera británica: rojo, blanco y azul.

Una réplica del David de Miguel Ángel, situada en el lugar donde estuvo la estatua original en la ciudad italiana de Florencia (norte), apareció por su parte cubierta con una bandera británica.




Categoría: Mundo | Claves: Brexit Reino Unido Unión Europea