Evo quiere “depurar” el Estado, despedirá al que votó en su contra

En la reunión en Cochabamba, a la que también asistieron sindicalistas y activistas de Chile y Argentina, Morales volvió a admitir que su Gobierno y el MAS no estaban “preparados para enfrentar a las redes sociales”.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(La Paz, Bolivia. EFE).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, pidió hoy a los sindicatos afines a su Gobierno que presenten pruebas para “depurar” a los empleados estatales que hicieron campaña en contra de la reforma constitucional sobre su reelección, que fue rechazada en el referendo del pasado 21 de febrero.

Al clausurar una reunión con sindicatos de obreros y campesinos afines a su Gobierno en Cochabamba (centro), Morales señaló que uno de los pedidos que escuchó de estos sectores fue que “hay que empezar a depurar a la gente que está dentro de las estructuras del Estado siendo enemigos o haciendo campaña por el No”.

“Quiero pedirles, quiero decirles ayúdenme, yo no puedo identificar a todos, presenten pruebas claras de compañeros que lamentablemente, siendo nuestros trabajadores, (estuvieron) haciendo campaña por el No”, manifestó el gobernante.

Ratificó que quienes promovieron el rechazo a la reforma constitucional buscan “volver al pasado”
.

En el referendo de febrero pasado, al que fue sometida una iniciativa oficialista para modificar la Constitución y permitir la nueva candidatura de Morales en 2019, el No ganó con un 51,30 % frente al Sí, que sumó un 48,70 %.

El mandatario y otros dirigentes del Gobierno y de su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), atribuyeron en parte su derrota, la primera en diez años, a una supuesta “guerra sucia” en su contra en las redes sociales durante la campaña.

En la reunión en Cochabamba, a la que también asistieron sindicalistas y activistas de Chile y Argentina, Morales volvió a admitir que su Gobierno y el MAS no estaban “preparados para enfrentar a las redes sociales”.

Ratificó que el oficialismo boliviano se organizará para usar estas plataformas con el objetivo de “derrotar a la derecha nacional e internacional”.

Además, pidió a los sindicatos que se organicen para que Bolivia sea “la capital latinoamericana de los movimientos sociales antiimperialistas”, para lo cual les encargó convocar este año a un encuentro sindical regional.

El vicepresidente Álvaro García Linera mencionó como una de las “claves” para la “victoria” de un proceso revolucionario el contar con un “líder histórico” y afirmó que en el caso de Bolivia, ese líder es Evo Morales.

El máximo representante de la Central Obrera Boliviana (COB), el minero Guido Mitma, leyó las conclusiones del encuentro, incluidas la solicitud de evaluar a ministros y funcionarios estatales que, a juicio de los sindicatos, se han dedicado a “perjudicar el proceso de cambio”, como llaman estos sectores al Gobierno de Morales.

Los sindicatos también pidieron al gobernante “nuevas nacionalizaciones y estatizaciones para los bolivianos” y se declararon en “estado de emergencia” ante posibles intentos de desestabilización ocasionados “por la derecha trasnacional”.

Categoría: América Latina | Claves: Bolivia Evo Morales