Propone “desestatizar las empresas secuestradas”

Propuso reformular y mejorar la calidad del presupuesto de la nación para el año 2016 en relación a los años anteriores.

Propone “desestatizar las empresas secuestradas”Exministro de Industrias Básicas (2005-2006). Crédito: Andrés Herrera / Sumarium.
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Barquisimeto, Venezuela. Redacción Sumarium) – El economista Víctor Álvarez, exdirector de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y ministro de Industrias Básicas (2005-2006) durante el Gobierno de Hugo Chávez, propuso este viernes las bases para lograr un consenso “mínimo” entre el sector empresarial y el Gobierno nacional “que evite una crisis de gobernabilidad”.

En una ponencia en el barquisimetano Hotel Jirahara, en la asamblea anual de la patronal Fedecámaras, Álvarez presentó una serie de “acuerdos básicos” para corregir las distorsiones cambiarias, el déficit fiscal y la “caotización” de los precios de insumos, bienes y servicios en Venezuela. También propuso una serie de “adecuaciones” del marco legal criollo a la crítica realidad económica.

En tal sentido, lejos de la liberación del tipo de cambio inmediata propuesta por diversos economistas y organizaciones empresariales, Álvarez propuso una unificación cambiaria a través de alguno de estos cálculos: un promedio ponderado de las tasas Cencoex (6,30 Bs/USD), Sicad (12,80 Bs/USD) y Simadi (198,18 Bs/USD); una tasa de cambio implícita, que se obtendría dividiendo la liquidez monetaria en Bs entre las reservas internacionales del país; una “tasa de cambio de equilibrio”; o alguna calculada en base a la productividad del sector transable (agricultura/industria).

En cuanto al déficit fiscal, el exministro propuso reformular y mejorar la calidad del presupuesto de la nación para el año 2016 en relación a los años anteriores; retomar la práctica de hacer un solo presupuesto, dentro de lo que resaltó la necesidad de recuperar la autonomía del Banco Central de Venezuela (BCV); sincerar los precio de la gasolina -igualarlo al de la frontera colombo venezolana- y servicios públicos; reactivar el cobro de peajes; “desestatizar las empresas secuestradas y quebradas por burocratismo” y llevar a cabo una reforma fiscal que incluya la reactivación del Impuesto a los Activos Empresariales (IAE) y el Impuesto al Débito Bancario (IDB).

Asimismo, en el tema de la “caotización” de los precios en la nación bolivariana, el economista propuso “flexibilizar los rígidos controles” de la Ley de Precios Justos y “reinventar” la Superintendencia de Precios Justos (Sundde).

También recomendó sustituir los subsidios indirectos, como el de la gasolina, por otros que vayan directamente a los hogares más pobres del país e igualar los precios y salarios a los de los países vecinos, con el objetivo de derrotar el contrabando de extracción y la fuga de cerebros.

Por otra parte, siguiendo la línea de la adecuación del marco legal a las necesidades productivas del país, Álvarez recomendó relanzar la Ley de Concesiones para promover la inversión privada; un relanzamiento de la Ley de Inversiones, para promover la repatriación de capitales venezolanos en el extranjero; reformar la Ley orgánica de Ciencia y Tecnología y refundar el Inces (Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista) en un nuevo INE -sin la “S”- para priorizar la capacitación técnica-productiva.

Exministro de Industrias Básicas (2005-2006). Crédito: Andrés Herrera/ Sumarium.

Exministro de Industrias Básicas (2005-2006). Crédito: Andrés Herrera/ Sumarium.