Expareja de Evo pide investigar a más personas tras su detención “ilegal”

Zapata fue detenida hace una semana, bajo cargos de legitimación de ganancias ilícitas y enriquecimiento ilícito.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(La Paz, Bolivia. AFP) -. Gabriela Zapata, expareja del presidente Evo Morales, calificó su detención como un “secuestro” y demandó que se investigue más personas, tras denuncias de tráfico de influencias en contratos de una empresa china por unos 560 millones de dólares, informó este viernes un diario local.

Zapata, de 28 años, fue detenida hace una semana, bajo cargos de legitimación de ganancias ilícitas y enriquecimiento ilícito, tras ejercer el cargo de gerente comercial de la firma asiática CAMC y de haber tenido un hijo para el mandatario izquierdista.

Me detuvieron ilegalmente (…) me quitaron mis celulares, me secuestraron

Afirmó Zapata desde una cárcel en la ciudad de La Paz, en una entrevista exclusiva con el diario La Razón.

Zapata demandó que se haga “la investigación con otras personas, como lo hicieron conmigo”, según el tabloide.

La mujer, que accedió a la entrevista a condición de no hablar de sus hijos, fue imputada por el Ministerio Público de haber fungido como funcionaria del gobierno y utilizar las dependencias oficiales que usualmente usan las primeras damas, “con fines ilícitos de carácter personal” para obtener “réditos económicos y ventajas económicas”.

Tanto empresarios privados como funcionarios y autoridades gubernamentales habrían pasado por esas oficinas, hechos que serán investigados por una comisión parlamentaria.

El escándalo explotó a principios de febrero, cuando el periodista Carlos Valverde reveló la relación entre Zapata y el presidente, y que ambos tuvieron un hijo, hace unos 8 o 9 años, dos hechos guardados por el oficialismo como secreto de estado.

La oposición denunció tráfico de influencias, mientras el mandatario negó la acusación y demandó al Parlamento indagar los nueve contratos de la firma china CAMC con el gobierno boliviano, la gobernación de La Paz y la estatal petrolera YPFB.

El proceso legal se encuentra en la fase inicial y no se tiene fechas para su culminación.

La otra arista de la polémica es si un hijo del mandatario con Zapata está vivo. Los familiares de ella dicen que sí y anunciaron que lo presentarán ante la prensa extranjera, todavía sin fecha, aunque el gobernante y el oficialismo asegura que falleció. Morales pidió a la justicia que salvaguarde losderechos del niño, si aún vive.