Expresidente condenado por corrupción buscará un curul en el Congreso de Guatemala

Los guatemaltecos se reunieron el sábado en la plaza de la Constitución para protestar contra la corrupción y en demanda de la renuncia de Otto Pérez Molina.

Expresidente condenado por corrupción buscará un curul en el Congreso de GuatemalaManifestantes sostienen carteles y muñecos durante una manifestación en el centro de Ciudad de Guatemala, en la que exigen la renuncia del presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina. Crédito: Jorge Dan Lopez / Reuters.
Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium). El expresidente de Guatemala Alfonso Portillo, condenado por corrupción en Estados Unidos, buscará una puesto en el Congreso al postularse por un partido de oposición en las elecciones de septiembre.

Publica El Nuevo Herald, que el ex mandatario, de 63 años, encabeza el Listado Nacional de diputados al Congreso de la República por la agrupación Todos (derecha).

La nominación de Portillo se realizó en medio de una crisis debido al desmantelamiento de redes de corrupción en el gobierno del presidente Otto Pérez Molina, que el pasado 8 de mayo provocó la renuncia de la vicepresenta Roxana Baldetti, ante la presión popular.

“El pueblo me recibe haciendo a un lado mis pecados”, dijo el exmandatario durante un discurso en la asamblea general del partido.

Portillo regresó al país el pasado 25 de febrero tras purgar 1 año y 9 meses de cárcel en Estados Unidos por lavado de dinero, y aunque fue absuelto en tribunales guatemaltecos de un desfalco de unos 15 millones de dólares en el ministerio de la Defensa durante su gestión, sí fue encontrado culpable de lavado de dinero en bancos estadounidenses de unos 2.5 millones de dólares en sobornos recibidos de Taiwán para que Guatemala mantuviera el reconocimiento diplomático a la independencia de la isla.

ESCÁNDALOS DE CORRUPCIÓN ENSOMBRECEN LA GESTIÓN DE PÉREZ MOLINA

Los guatemaltecos se reunieron el sábado en la plaza de la Constitución para protestar contra la corrupción y en demanda de la renuncia del presidente Otto Pérez Molina.

La fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala desarticularon el 16 de abril una red de funcionarios y particulares que recibían sobornos de empresarios para evadir impuestos. La Comisión es un ente de Naciones Unidas creado para investigar grupos paralelos y cuerpos clandestinos incrustados en el Estado guatemalteco.

La red, denominada “la línea”, era liderada supuestamente por Juan Carlos Monzón Rojas (se encuentra prófugo), exsecretario privado y mano derecha de Baldetti.

A través de 66 mil escuchas telefónicas hechas a lo largo de casi un año, las autoridades determinaron que “la línea” había creado una tarifa paralela a la oficial que ofrecía a empresarios para que éstos evadieran impuestos al pagarle un soborno a la red.