“Expropiar Polar no soluciona nada”

El experto recordó que el gobierno es dueño del 70 % de las torrefactoras y que maneja el 55 % del procesamiento de harina precocida y sin embargo, no hay no hay café, ni mucho menos harina en los anaqueles de los automercados.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Sumarium).- El ingeniero químico Rodrigo Agudo, asesor del área agroalimentaria de la Unidad Democrática, aseguró la tarde de este lunes que la intervención de Empresas Polar no supondría ningún beneficio para los venezolanos porque el gobierno es incapaz de resolver la crisis alimentaria por sí solo.

“Expropiar Polar no soluciona nada; no está paralizada porque tiene una ‘guerra económica’, sino por la misma razón que perjudica a todas las empresas: no hay insumos para poder trabajar, y no lo hay porque ya el Estado, por sí solo, no puede resolver el problema que estamos viviendo (…) Hoy no hay materia prima porque no hay fertilizantes, no hay semillas ni abono; porque no hay dólares para poder importarla. La solución está en alcanzar un gran acuerdo para pedir ayuda internacional que nos permita conseguir esa materia prima para reactivar el aparato productivo nacional y que nos permita, en el corto plazo, importar alimentos ya procesados”, manifestó Agudo.

El también experto en Gerencia y Planificación considera que de concretarse la medida, se generaría una enorme crisis por la relevancia que tiene la corporación para el país.

AGUDIZARÍA LA CRISIS

“La intervención de Polar lo que puede generar es una gran implosión dentro de los factores de poder en el Ejecutivo. Si el gobierno no cuenta con la materia prima ni siquiera para poner a operar las empresas que ya tiene, menos lograría operar a Polar”, manifestó.

Agudo también recordó que el Estado es dueño del 50% de la capacidad instalada de pulverización, así como del 70 % de las torrefactoras y que maneja el 55 % del procesamiento de harina precocida y sin embargo, no hay leche en polvo, no hay café ni mucho menos harina en los anaqueles de los automercados.

“La economía no se puede manejar por decreto, de manera unilateral. Esa extensión es inconstitucional. Además, en la medida que no tenga consenso, lo que hace es generar más desconfianza y le pone barreras a la solución. Nadie le va a prestar dinero a Venezuela para solventar la crisis alimentaria mientras el gobierno sostenga una pelea y un desconocimiento de la Asamblea Nacional”, enfatizó.