Expulsan a diputado por apoyar el “sí”

"Estamos en guerra y no tendremos indulgencia. Quienes no soporten la guerra, que se vayan", la dura advertencia de Panos Kammenos, ministro de Defensa en la coalición gubernamental, a los miembros de su partido.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Atenas, Grecia. AFP).- Un diputado del partido de derecha soberanista ANEL, socio de la coalición gubernamental de la izquierda radical Syriza, fue excluido de su grupo parlamentario el jueves por haberse pronunciado a favor del ‘sí’ en el referéndum, informó su partido.

Constantin Damavolitis se posicionó públicamente en la mañana del jueves en contra del ‘no’ por el que hace campaña el gobierno griego en el referéndum del próximo domingo y fue inmediatamente excluido de su grupo parlamentario, que cuenta con 13 escaños, “por decisión del presidente” del partido ANEL, Panos Kammenos, según la oficina de prensa del partido.

Damavolitis, diputado de Heraclión (Creta), aseguró en la cadena de televisión Mega que la pregunta planteada en el referéndum era, a sus ojos, la elección entre el euro y el dracma, una interpretación rechazada por el gobierno.

Damavolitis estimó que la elección del ‘no’ defendido por su partido y Syriza podría implicar una salida del país del euro y se pronunció a favor del ‘sí’.

Por su parte, Panos Kammenos, ministro de Defensa en la coalición gubernamental, aclaró a los miembros de su partido que no aceptaría ninguna contestación: “Estamos en guerra y no tendremos indulgencia. Quienes no soporten la guerra, que se vayan”, declaró el jueves por la mañana tras un encuentro con Alexis Tsipras.

Otros tres diputados de ANEL se distinguieron en las últimas horas por posicionarse contra el referéndum o contra el ‘no’ en el referéndum, dejando presagiar otras divisiones posibles de la mayoría compuesta por 149 diputados de Syriza y 13 de ANEL (griegos independientes), un pequeño partido soberanista con el que Tsipras había elegido aliarse por su firme oposición a las políticas de austeridad impuestas a Grecia en los últimos cinco años.