Federación Médica cuestiona las “aberraciones” del Gobierno

- En los últimos años los trabajadores del sector salud han tomado las calles en exigencia de mejoras salariales y el abastecimiento oportuno de insumos en los centros hospitalarios.

- Los pacientes se han sumado a las protestas, en vista de la poca disponibilidad a los medicamentos y la precariedad de la atención en los hospitales del país.

Publicada por: el maumaitreb@gmail.com @Mariang_ab

(Caracas, Venezuela) La salud es una necesidad tan primordial como la comida. Tener buena salud garantiza el buen desempeño en todas las actividades de la vida diaria, hasta las más simples. Por ello, es de suma importancia que los servicios que en torno a esta necesidad se ofrecen sean óptimos.

El Estado es el ente encargado de garantizar tal efectividad, al menos en los centros públicos, pero ¿qué pasa cuando no cumple?.

En reiteradas ocasiones el Gobierno ha atribuido la falta de respuesta en los servicios a factores de “desestabilización” que esgrimen contra el país una “guerra económica”, que ha penetrado todos los sectores de Venezuela. De hecho, ese fue el argumento al que recurrió durante el escrutinio del Comité de la ONU sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales, que en la sesión del 2 de junio le consultó al país suramericano sobre el sistema sanitario y la escasez de medicinas.

En un país donde la salud se ha convertido en un lujo y la búsqueda de medicamentos un deporte, parece vulnerarse uno de los derechos fundamentales del ser humano, el acceso a la salud, y es que, a pesar de que existe el personal humano para atender a los pacientes, contar con los insumos es casi tan osado como lograr la aprobación de dólares para salir de vacaciones. Eso lleva a la interrogante… ¿se juega con la salud de los ciudadanos en Venezuela?

Lea: Crónicas de un comprador, buscando medicamentos en Venezuela

Juan Correa, vicepresidente de la Federación Médica Venezolana, planteó un panorama en el que se explica de forma clara la situación del sector y las exigencias de los profesionales de la salud, ante una serie de irregularidades que no terminan de hallar un equilibrio en medio de la coyuntura actual que azota al país.

Juan Correa, vicepresidente de la Federación Médica Venezolana. Crédito: Alex Urbina/Sumarium

PLANO GENERAL DEL SECTOR SALUD

La situación salud en Venezuela es sumamente crítica. Esta es una situación que se ha venido acentuando desde el inicio de este régimen, pero en los últimos cuatro o cinco años se ha acentuado al extremo de que en este momento la salud en Venezuela es un desastre ¿Por qué sostengo que es un desastre? porque el país cuenta con aproximadamente 330 hospitales a nivel nacional. Estos hospitales dependen tanto del Ministerio de Salud, como del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, el Ipasme y las Fuerzas Armadas. De esto 330 hospitales pudiéramos decir que escapan al deterioro- y a la crisis del 97% de los hospitales- los hospitales que dependen única y exclusivamente de las Fuerzas Armadas, que en este momento pudiéramos decir que ellos tienen tanto en insumos como en recursos medicamentosos, aproximadamente un 80 – 90 por ciento de soporte para atender al personal que le corresponde. El 97 por ciento de los restantes hospitales están en completa crisis.

¿QUIÉN ES EL CULPABLE DE LA CRISIS HOSPITALARIA?

Desde el punto de vista de que la Guerra económica tenga incidencia en el sector salud, no creo, porque la responsabilidad del Gobierno es dar los aportes necesarios y suficientes a este sector y tratarlo con el privilegio que debe tratarse el sector salud para que las divisas sean otorgadas de manera adecuada y en su debida oportunidad a los que están encargados de esto.

Los proveedores, por ejemplo, no reciben las divisas, si los proveedores no reciben las divisas, obviamente que no van a garantizar los insumos que nosotros necesitamos, porque aquí hay otra dificultad, nosotros dependemos de la importación en cuanto a salud de, más o menos, casi el 95 – 98 por ciento de importación. Aquí se está produciendo escasamente un uno o dos por ciento y de esos insumos, y esos insumos no son de tecnología avanzada. De manera que, entonces, el 98 por ciento que deja de importarse es el 98 por ciento que tenemos de déficit en el sector salud.

SITUACIÓN DE CONFLICTO
El sector de salud está en una situación de conflicto nacional, y es que según Correa “los sueldos de los médicos en este momentos son paupérrimos. Ya el salario mínimo pasó al salario de un medico interno residente, quien está ganando aproximadamente 5.600 bolívares y un médico especialista gana aproximadamente de 6.500 a 7.000 bolívares”.

LOS PROFESIONALES DE LA SALUD

Esta situación que estoy dibujándote ha generado una situación de depresión en el sector médico. Los médicos han optado por irse de los hospitales, de la medicina institucional y algunas se van al servicio privado y otros se han ido del país.

En nuestras estadísticas, aproximadamente hay unos 10.500 médicos que se han ido del país, de esos, un grupo importante se ha ido a la medicina privada, aproximadamente unos dos mil médicos que han renunciado a la medicina institucional.

Pero el grueso de los médicos que se han ido del país, se han ido, en primer lugar, por la inseguridad que hay en los hospitales. Los médicos son agredidos tanto por familiares de los pacientes como por los famosos colectivos y los consejos comunales, que en algunas oportunidades llegan y toman un hospital y, entonces, se hacen dueños del hospital para que le atiendan a un paciente o para que se lo operen. Toda esta situación ha generado un malestar en el gremio médico.

UNA DENUNCIA QUE NO PRESCRIBE
Efectivamente, desde hace ya un tiempo atrás, el sector salud ha mostrado su descontento por situaciones que comprometen la atención a los pacientes y el bienestar de los profesionales del área, y este no es un clamor que obedezca a sectores políticos.

El mes pasado, el coordinador del Psuv en Lara, Luis Jonás Reyes Flores, informó que solicitaría ante la Asamblea Nacional que se decrete estado de emergencia en materia de salud en la entidad. Reyes argumentó que el déficit de insumos y la desinversión son algunos problemas que embargan al sector salud en la región.

Hace pocos días representantes del Colegio de Médicos de la zona sur del estado Anzoátegui llamaron a los galenos especialistas del hospital Felipe Guevara Rojas de El Tigre, a reanudar las consultas externas después de tres semanas de conflicto para exigir aumento salarial.

Esa misma semana Mundo Oriental publicaba que la crisis médica en los hospitales de los municipios centrales de la entidad anzoatiguense, se intensificaban cada vez más por la falta de médicos y su fuga a otros países. Justamente, en el hospital Dr. Luis Alberto Rojas de la ciudad de Cantaura, se había registrado hace dos semanas conflictos porque los trabajadores exigían mejores condiciones de trabajo y salarios.

Esos son solo algunos ejemplos, sin contar las protestas que se registran casi cada semana en distintas partes de país. Desde el año pasado, los médicos denuncian que deben trabajar con las uñas y sin recursos.
En julio del año pasado José Manuel Olivares, médico residente del Hospital Universitario de Caracas, aseguró que la crisis humanitaria en el sector salud era tan grave que “se paga con la vida de los venezolanos”.

Recientemente, un diario nacional afirmó en sus líneas que por esta situación las clínicas han tenido que solicitar a sus pacientes que compren en el exterior, o que busquen por cuenta propia lo que requieren para ser intervenidos. Esta situación la informó una fuente del sector al diario El Nacional, quien señaló que “los médicos, después de informarles a los pacientes que la clínica no posee los materiales que necesitan, los ponen en contacto con los proveedores internacionales de esos insumos y evidentemente el pago debe ser en dólares. En algunos casos han aceptado bolívares, pero al cambio que exhiba el dólar libre el día de la transacción”.

Pero ¿cuántas personas tienen acceso a dólares para comprar con “facilidad” los insumos que su enfermo necesita?

LOS MÉDICOS INTEGRALES Y CUBANOS Y SUS SUELDOS MEJORADOS

En 2009, el entonces presidente Hugo Chávez decretó que todos los 8 de octubre se conmemore el Día Nacional del Médico Integral Comunitario, en homenaje a Ernesto Che Guevara. Crédito: rnv.gob.ve

Esa es una aberración también del Gobierno nacional. Desde sus inicios la Federación Médica planteó que si los MIC (Médicos integrales comunitarios) iban a abordar el escenario para el tratamiento de la medicina en Venezuela, que se les hiciera ver hasta dónde iba a llegar su avance en el tratamiento de los pacientes. No fue así.

Lo denunciamos en aquella oportunidad, hace más de diez años, cuando comenzaron con que iban a masificar la medicina, que iban a sacar 20 mil, 30 mil médicos graduados para hacer la medicina preventiva- eso es importante, nosotros no nos oponemos a que haya una medicina preventiva, porque al fin y al cabo, esa es la medicina que necesitamos y hacia allá es donde debemos ir-, es que ellos prepararon unos médicos en tres, cuatro años, donde la preparación no es la adecuada, no es una preparación para un médico de las carreras tradicionales, en las universidades tradicionales, donde se prepara un médico en seis, siete años de estudio, no lo puedes reducir de la noche a la mañana a tres, cuatro años.

Luego, tú llevas a esos médicos integrales comunitarios al plano de la atención a emergencias y ellos mismos han optado por irse de las emergencias, han renunciado. Te pongo el ejemplo también con Los Magallanes de Catia. En el 2014 llegó un contingente de médicos integrales para posgrado, a lo cual nosotros nos oponíamos, porque estábamos convencidos de que esos médicos no estaban preparados de manera adecuada y que no iban a desarrollar su posgrado como los otros médicos de las universidades tradicionales. Bueno, los médicos han renunciado en su mayoría, se han ido de los posgrados, han dejado los posgrados solos. En primer lugar por la situación misma (económica), aún cuando a ellos le pagan un sueldo muy por encima de lo que ganan los médicos tradicionales, aún cuando a ellos le pagan el doble, triple.

A los médicos cubanos les pagan en dólares, están en un estatus de más privilegio que cualquier otro médico. A los médicos venezolanos, si nos pagan en dólares, el sueldo viene llegando a 30, 40, no llega a 100 dólares el pago mensual.

CAPACIDAD DE RESPUESTA DEL SECTOR SALUD

Hay servicios que están cerrados.

El servicio de radiología del Hospital Los Magallanes de Catia está cerrado, pero está cerrado porque no hay radiología, no hay ecosonografía, no hay mamógrafo, no hay resonancia magnética, no hay tomógrafo, claro, el hospital no está cerrado, pero ese servicio está cerrado.

Vamos a la maternidad, la Maternidad Concepción Palacios prestaba servicios y atendía aproximadamente 100, 150, 200 partos al día y desde hace cuatro, cinco años aproximadamente no cuenta con la terapia neonatal. La terapia neonatal que es indispensable para un hospital de la magnitud de la Concepción Palacios, donde las madres que van con alto riesgo tienen que, necesariamente, acudir a una maternidad de este tipo.

En este momento, aquí en el área metropolitana, El Llanito está atendiendo pacientes de alto riesgo, el Hospital Universitario y otro hospital: tres hospitales de toda el área metropolitana son los que garantizan el servicio de una terapia neonatal. De manera que son servicios que en el resto de los hospitales están cerrados y ahí hablamos de cierre técnico, porque no hay cómo atender a estos pacientes.

LO ONCOLÓGICOS Y LOS PACIENTES CON VIH

Con respecto a los centros oncológicos la situación no es distinta a como es la situación del resto de los hospitales del país: es una situación de deterioro. Prácticamente los pacientes tienen que estar protestando todos los días.

Esta es una situación también aberrante de parte del Gobierno nacional, que no está garantizando los medicamentos quimioterápicos de manera oportuna y adecuada. En cuanto a la radioterapia, igualito (…) El hospital Razzetti estuvo paralizado hasta hace quince días, las máquinas no funcionaban. Entonces, tenían que estar saltando los pacientes del Razzetti para el Luciani, redoblaron el horario de trabajo en el Luciani y en el Universitario también, o sea, hay fallas puntuales en algunso hospitales, en algunos centros de tratamiento oncológico.

En cuanto al tratamiento del VIH, también tienen problemas y dificultades, porque el tratamiento se ha hecho de manera espasmódica.

Si toman un centro de salud, toman una calle o toman una avenida, inmediatamente el Gobierno nacional viene y pone el pañito caliente, resuelve la situación por unos días, o sea, que de manera espasmódica se están resolviendo las situaciones y eso no puede ser, porque esos son unos tratamientos que deben tener una continuidad adecuada en el tiempo.

¿ESTARÍA VENEZUELA PREPARADA PARA AFRONTAR UNA EPIDEMIA?

En Venezuela, aún con la emigración que ha habido de médico, contamos todavía con un personal calificado suficiente como para que, si llegase a presentarse una eventualidad, sí hay recursos, por lo menos recursos humanos suficientes (…) y estarían a la orden para inmediatamente hacer la atención. Basta que el ministerio provea los recursos suficientes para la eventualidad que se presente y nosotros afrontarla.

EL MISTERIO DE LAS CIFRAS OFICIALES DE EPIDEMIAS

Ahí hay también una aberración de parte del Gobierno nacional. El Gobierno nacional desde el año pasado no publica el boletín epidemiológico, que es el monitor que lleva semanalmente la información de, más o menos, 50 enfermedades de denuncia obligatoria. Entonces, con ese monitor nosotros cuantificamos.

Este ministro acaba de decir, hace un mes, que no se va a publicar más ese boletín epidemiológico mientras él esté en el ministerio. Eso es una negativa que es aberrante, porque si el boletín epidemiológico es el monitor que nos garantiza tener una percepción de cómo van las enfermedades de denuncia obligatoria en todo el país (…) en este momento no hay esa información, porque el Gobierno cree que si tapa o no da la información de las enfermedades, eso va a mantener al país en buena salud, lo cual es mentira. Todos sabemos cómo está el dengue, el paludismo, cómo están las diarreas, la leishmaniasis, en fin, todas estas enfermedades que son de denuncia obligatoria sabemos cómo están, pero ¿cómo sabemos? por otras vías y no por vía del ministerio que debe ser el primer interesado.

LA SITUACIÓN EPIDEMIOLÓGICA “REAL”

La situación real es que ha habido un avance importante de todas estas patologías: dengue, paludismo. Por ejemplo, el paludismo en Bolivar, que había venido disminuyendo de manera importante, ha tenido un repunte en los últimos años; el dengue, que fue uno de las promesas que se hizo para que desapareciera el dengue, en estos últimos años hasta el 2015, el dengue ha tenido un repunte importante; la diarrea en niños también han aumentado; la mortalidad infantil; pero todas estas cifras nosotros las conocemos por vía extraoficial, no son cifras oficiales.

CONVERSACIONES CON EL MINISTRO

El Ministro para la Salud ofrece declaraciones sobre el Sistema Integral para el Acceso a los Medicamentos (Siamed) y las conversaciones con el gremio de la salud el 15 de mayo de 2015. Crédito: VTV.

Nosotros le enviamos una comunicación (al ministro de salud), en primer lugar, saludando su arribo al Ministerio de Salud, dándole los parabienes para que tuviera el diálogo y la convivencia con el gremio médico nacional. Nosotros no hemos recibido respuesta de esa comunicación que sí fue recibida allá. De manera que de nuestra parte sí ha habido la intención de diálogo con el gobierno nacional, y no solamente en esta oportunidad, en otras oportunidades también. Sin embargo, de parte del ministro de salud no ha habido la respuesta que nosotros esperábamos que hubiese.

La respuesta que obtuvimos fue que por los medios de comunicación el propio ministro nos informa que él no se va a sentar con la Federación Médica Venezolana a dialogar. Pero nosotros vamos a seguir insistiendo. La situación de conflicto nos obliga a que la trinchera de nuestros colegios médicos sirva de avance para seguir insistiendo en la conversación y en el diálogo ¿Por qué? porque el médico venezolano no puede continuar prestando servicios como médicos con un suelo miserable.

¿QUÉ NECESITA EL SECTOR MÉDICO?

Nosotros abogamos porque se retome la sensatez en cuando al salario de un médico, no puede ser que un médico en este momento esté por debajo de lo que es un sueldo mínimo. Entonces, nuestra exigencia en ese sentido es exigirle al Gobierno nacional un arranque con un sueldo mínimo de cuatro o cinco sueldos mínimos para un médico (…) el médico especialista, ya seis, siete sueldos mínimos; el médico de uno a diez años de especialista, ocho sueldos mínimos; y el médico con más de 20 años de graduado, pues con un sueldo que corresponda a, más o menos ocho, nueve o diez sueldos mínimos, porque eso es lo que garantizaría el bienestar (…) Esa es nuestra exigencia en cuanto a sueldo.

En cuanto a la infraestructura, exigirle al Gobierno nacional que dedique un poco más del presupuesto que se asigna en salud para tratar de rescatar los hospitales que en este momento están en franco deterioro. En tercer lugar, la exigencia va dirigida a que los insumos estén presentes en los hospitales de manera oportuna y adecuada, y en cuarto lugar, que las farmacias de todos los hospitales estén abarrotadas de medicamentos que garanticen, también, el tratamiento adecuado a los pacientes hospitalizados. Esas son las exigencias que nosotros pudiéramos plantear para que a corto plazo la situación de salud mejor ostensiblemente.