Mario Vargas Llosa comenta la visita de Felipe Gonzalez

El exmandatario español exhortó a la MUD a olvidar sus pequeñas rencillas y diferencias y mantenerse unidas ante el gran objetivo común de ganar las próximas elecciones y resucitar la democracia venezolana.

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium). En una reciente publicación de El País de España, el escritor Mario Vargas Llosa dedicó unas palabras al viaje del expresidente español Felipe González a Venezuela. A su juicio, la visita constituyó un éxito, ya que con solo dos días de estadía “prestó un gran servicio a la causa de la libertad”.

Según Vargas Llosa, aún cuando Felipe González no pudo reunirse con Leopoldo López, preso en la cárcel militar de Ramo Verde, ni asistir a la vista de su juicio, ni a la audiencia en que se iba a decidir si se abría proceso al alcalde de Caracas, Antonio Ledezma (preso desde febrero), pues “ambas convocatorias fueron aplazadas por los jueces precisamente para impedir que González asistiera a ellas”. A su juicio, esto ha servido para mostrar “la nula independencia de que goza la justicia en Venezuela”.

Asimismo, el escritor señaló que todo cuanto el Gobierno quiso hacer para poner a la opinión pública en contra del exmandatario resultó en fracaso. “Su comportamiento en ese par de días fue impecable, exento de toda demagogia o provocación”, escribió Vargas Llosa sobre el proceder de González.

Otro de los aportes que se le atribuyen al político español en este texto es su mensaje a la Mesa de la Unidad Democrática, a la que exhortó a olvidar sus pequeñas rencillas y diferencias y mantenerse unidas ante el gran objetivo común de ganar las próximas elecciones y resucitar la democracia venezolana. Sin embargo, no es este el mayor logro que se destaca de esta visita, sino “el ejemplo que ha dado a la izquierda latinoamericana y europea”.

“Porque hay entre ella, todavía, y no sólo entre los grupos y grupúsculos más radicales y antisistema, sectores que, pese a todo lo que ha ocurrido en los años de chavismo que padece la tierra de Bolívar, alientan todavía simpatías por este régimen y se resisten a criticarlo y a reconocer lo que es: una creciente dictadura cuya política económica y corrupción generalizada ha empobrecido terriblemente al país, que tiene hoy día la inflación más alta del mundo, índices tenebrosos de criminalidad e inseguridad callejera, y donde prácticamente ha desaparecido la libertad de expresión y los atropellos contra los derechos humanos se multiplican cada día”, argumentó Vargas Llosa.

En este sentido, el escritor también hizo una reflexión del apoyo que hacen países de latinoamerica a Venezuela, cuestionando que elogian sus discursos, lo defienden ante los organismos internacionales, pero, en su mayoría, evitan sistemáticamente imitarlo en sus propias políticas económicas y sociales.

Finalmente, Vargas Llosa destaca que Felipe González prestó un enorme servicio a España contribuyendo a la modernización del socialismo español, “que, antes de él y su equipo, estaba todavía impregnado de marxismo, de “constructivismo” económico, y no había asumido resueltamente la cultura democrática”.