Foro Económico Mundial augura “un gran cambio” en Venezuela para este año

Estima que las esperanzas de los venezolanos en cuanto al futuro están en que "las cosas no podrían ir peor que en 2016".

Publicada por: el redaccionsumarium@gmail.com @sumariumcom

(Caracas, Venezuela. Redacción Sumarium) – El Foro Económico Mundial auguró este martes, en un artículo titulado Este es el año en el que todo va a cambiar para América Latina, que es casi seguro que ocurra “un gran cambio” en Venezuela en 2016.

“El país que causa mayor preocupación en América Latina hoy en día es Venezuela, un país al borde del colapso económico. En el corazón del cercano colapso es el petróleo, que representa la mayor parte de sus exportaciones, y una parte considerable de su PIB. Los precios bajos significan que el ingreso monetario de oro negro es insuficiente para cubrir las necesidades básicas del país. Como consecuencia de ello, el gobierno ahora sufre un gran déficit presupuestario, se enfrenta a una inflación galopante y tiene una grave escasez de productos básicos, incluyendo alimentos y medicinas. En cuatro años, el Bolívar, la moneda del país, perdió más del 95% de su poder adquisitivo“, expresa el texto, escrito por Peter Vanham.

“Mientras tanto, el país también tiene una de las mayores tasas de criminalidad y homicidios en el mundo, a menudo lidia con cortes de electricidad y está experimentando agitación política. La oposición de Venezuela, que obtuvo una victoria aplastante en las elecciones parlamentarias del año pasado, ahora está buscando un voto revocatorio contra el presidente Maduro a través de un referéndum. Pero ese voto, si es que alguna vez se lleva a cabo, podría no darse hasta 2017″, agrega.

En tal sentido, el Foro Económico Mundial estima que las esperanzas de los venezolanos en cuanto al futuro están en que “las cosas no podrían ir peor que en 2016”.

“O bien el precio del petróleo se mantendría bajo y el gobierno podría no pagar o colapsar, allanando el camino para una transición política, o los precios del petróleo se recuperarían y el país adquiriría mayor margen de maniobra para el servicio de su deuda e importar alimentos. La perspectiva de que la moneda podría perder el valor que le queda está lejos de ser buena; pero al menos le da al país una oportunidad para empezar de nuevo“, remata.